Publicidad

Violación de la laicidad

@|Ante la violación de la laicidad en el Hospital Universitario, recordamos el informe de Seregni, De Castro y Sena sobre la subversión en la Universidad de la República.

Me entero que en el Hospital de Clínicas, violando la laicidad por la que se debe regular, están juntando firmas para derogar la LUC habiendo puesto una mesa que impide la entrada al mismo, sin antes pasar por ella y "pagar" con la firma el peaje para ingresar. Quienes se niegan, se les impide o demora el ingreso.

Ante este atropello a la laicidad, es bueno actualizar el informe elaborado por el General Seregni, De Castro y Sena en 1968.

Pasaron casi 53 años de este informe y la tenebrosa situación en la UDELAR sigue siendo la misma.

Corría el año 1968, cuando se hacía insoportable estudiar en la UDELAR. Fue entonces cuando el Presidente Pacheco Areco, al ver el caos que reinaba en ella, dio instrucciones a los Inspectores Generales del Ejército, Gral. Líber Seregni, de la Armada, Contralmirante Francisco De Castro y de la Fuerza Aérea, Brig. Danilo Sena, para que inspeccionaran la Universidad y elaboraran un informe al respecto.

Los tres Inspectores Generales, del lunes 26 de agosto al viernes 30 de agosto, se hicieron presente en las oficinas centrales de la UDELAR y en el resto de los locales universitarios; los cuales recorrieron sacando sus apuntes y fotografías para entregarle al Presidente Pacheco un informe final.

Los tres jerarcas militares, el lunes 2 de setiembre, en forma conjunta, entregaron al Presidente Pacheco el "Acta de Constatación", redactada por el Gral. Seregni.

De la lectura final del mismo basta sólo analizar alguno de los literales para tener una idea de lo que constataron, dentro de la mayor casa de estudios los jerarcas militares.

a) Los locales destinados a los centros estudiantiles de las distintas Facultades, constituyen núcleos que, al no ser controlados por la autoridad docente, realizan actividades subversivas.

b) Algunos centros universitarios han sido utilizados como focos de agresión y como lugares de refugio para los responsables de ilícitos, constituyendo depósitos de materiales apropiados para alterar el orden (construcción de barricadas callejeras, encendidos de fogatas, etc.).

c) Las viviendas de los estudiantes de la Facultad de Veterinaria y Agronomía, son utilizadas sin control alguno.

d) La autoridad docente expresa que no apoya ni estimula los desmanes estudiantiles que perturban el orden público. Pero resulta probado que no se tomaron las previsiones adecuadas, ejerciendo la autoridad para que en los locales universitarios no se realicen los actos preparatorios de los ilícitos de pública notoriedad.

e) La documentación estructurada - Acta de Constatación - con la amplia colaboración de las autoridades universitarias, prueba fehacientemente la presencia de organizaciones subversivas materiales e ideológicas ajenas y contrarias a la finalidad de la Universidad; y que algunos centros docentes fueron utilizados como base de partida para actos de agresión o de perturbación del orden público.

Quizá este documento actualice la memoria de muchos que hoy ven el tema de la laicidad como algo decorativo y secundario y que desde el principio del camino es una vil maniobra para capturar firmas y votos. Lo que no deben olvidar es que los ciclos históricos se repiten.

Publicidad

Publicidad