ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Una victoria construida


@|Seguramente todos los uruguayos nos imaginamos la noche del 24 de Noviembre un tanto distinta. Con resultados más claros que reflejaran cuál sería el destino del país en las primeras horas de comenzado el escrutinio, y posteriormente con un abrazo con nos uniera bajo la misma bandera. Pero no fue esta la realidad con la que nos encontramos, nos terminó abrazando la incertidumbre por momentos con minutos que parecían horas de espera que no se acortaban mientras lo que sí se comenzaba a acortar eran los números en las diferencias de los votos escrutados. En algunos instantes aparecía la ilusión del festejo para algunos que quizás no lo esperaban. Pero que al final terminó por arrojar lo que se estimaban días anteriores, aunque no con la seguridad que se esperaba porque las diferencias estaban ajustadas. Una noche en la que nos tocó irnos a dormir sin tener el nombre oficial del presidente de la república electo, noche de victoria amarga y derrota dulce, quizás.

Aunque para muchos la victoria de Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón era innegable y lo festejaron, el candidato no pudo oficializarlo como seguramente le hubiese gustado.

Desde la mirada de una militante nacionalista puedo asegurar que esta victoria ha sido construida desde hace mucho tiempo, una victoria que más que el triunfo de un partido político entendemos que representa el triunfo de un país. Y que además tiene como protagonistas a cinco partidos políticos porque es así porque se logró captar el mensaje claro que expresó la ciudadanía el 27 de Octubre, donde pedía un gobierno de diálogo, de acercamiento, de acuerdos y de Unidad sobre todo. Un pueblo que clamaba por una patria para Todos, construida por todos, donde se terminaran los tiempos de los políticos y le dieran lugar a los tiempos de la gente. Este fue un mensaje que se tenía que decodificar rápido, y al parecer Luis Lacalle Pou lo tenía entendido desde mucho antes de octubre. Porque en enero en el encuentro anual de su sector en La Paloma - Rocha les pidió a sus dirigentes no agredir y ser cuidadosos con los futuros socios de un gobierno del Partido Nacional. Y de esta manera, llevó adelante una campaña respetuosa, tendiendo puentes que cruzó después del 27 de Octubre cuando formó la coalición multicolor donde cinco líderes tuvieron que dejar egos de lado para poner por delante los intereses del electorado y el sueño de poder cambiar el rumbo del país enmendando los errores del pasado.

Conscientes de que los uruguayos no resisten que los sigan fragmentando y encasillando en buenos y malos según la bandera política de cada uno. El desafío del gobierno que asumirá el próximo 1° de Marzo de 2020, será lograr cumplir las promesas electorales pero además lograr que el pueblo uruguayo vuelva a sentirse orgulloso de su tierra.

Por otra parte, considero que la fuerza política que deja el gobierno también tiene desafíos, ya que demostró con hechos haberse desgastado tras haber estado quince años liderando los destinos del país. Ahora deberá reconocer que es tiempo para oxigenarse, autocriticarse, asumir errores y poder renovarse. No considero que éste sea el Frente Amplio que se merecen sus votantes, por eso creo que si saben asumir esta derrota y entenderla como una oportunidad para replantarse algunas cuestiones, quizás dentro de cinco años puedan volver para disputar desde la construcción nuevamente la presidencia de la república. Creo que esto será otro paso fundamental para seguir construyendo un sistema de partidos cada vez más estable que fortalezca y cuide nuestra democracia. Aunque también hay un claro desafío para nosotros, los ciudadanos de a pie. Que es ser los principales servidores de la patria y contribuir al éxito de este gobierno más allá de nuestra orientación política. Depende también de nosotros y no debemos ser ajenos a esto, se vienen tiempos de pensar en el bien colectivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas