ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Otra vez Bonomi...


*|¡No Sr. Ministro, así no! 

Quiero aclararle que tenemos un país democrático, donde existe la división de los poderes del Estado. El Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial que son independientes; condición sine qua non. 

Por lo tanto Sr. Ministro Bonomi, Ud. pertenece al Poder Ejecutivo y no puede entrometerse en los asuntos del Poder Judicial, que es lo que está haciendo cuando culpa a los fiscales por los crímenes impunes. 

No es la primera vez que lo hace y por tal motivo ya tuvo un enfrentamiento con el Fiscal de Corte, Jorge Díaz; pero se ve que no le bastó.
Todo esto ocurre con la implementación del nuevo CPP. Sí, el Código que Ud. mismo apoyó y se votó para que se pusiera en práctica. Pero resulta que ahora no le sirve porque dice que hay 1300 presos menos en las cárceles; “No están presos los que deberían estar presos”, dijo.

Sr. Ministro, los fiscales aplican la ley, no pueden hacer otra cosa. Es la Justicia la que debe decidir quién debe estar libre o preso; nadie más.

He escuchado a algunos entendidos que dicen que hay que darle tiempo al nuevo Código.

Y mientras tanto, quizás sería bueno que Ud. se hiciera una autocrítica respecto a su gestión.

Acá el problema no es solo meter más presos a las cárceles, para que los ciudadanos honestos que trabajamos todos los días y pagamos nuestros impuestos, sigamos manteniendo delincuentes. El problema fundamental es revertir la situación y que halla menos delitos. Bajar la inseguridad. 

Estamos muy cansados... 

No tengo la solución. Para eso está Ud. Para eso le pagamos un suculento sueldo. Pero hasta ahora no hemos tenido una respuesta satisfactoria. Cada día estamos peor. 

Ud. dijo en más de una oportunidad que el tema inseguridad se vive a nivel mundial, pero según dicen, en varios países se está combatiendo y ha comenzado a bajar. Sucede lo contrario en nuestro país que va in crescendo. 

¡Los ciudadanos de a pie no podemos hacer más! Rejas, alarmas, guardias; las personas mayores ya casi no salen de sus casas por temor a ser robados. 

¡No se puede vivir así! ¡Basta! ¡Estamos hartos, queremos soluciones!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º