ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Una vergüenza

Postura del gobierno uruguayo


Es lo que sentimos la mayoría de los uruguayos ante la cómplice actitud del Ejecutivo con el dictador Maduro. Por supuesto que los facho-comunistas que siempre aplaudieron a los dictadores llamados de “izquierda” están de acuerdo con la posición adoptada por el gobierno nacional y no les importa la hambruna y falta de medicamentos que padece el pueblo venezolano. El pueblo de Venezuela no se merece que quienes deben representar al Uruguay se auto justifiquen diciendo que apoyan un diálogo entre el dictador con su banda de militares narco traficantes y corruptos mientras millones de ciudadanos emigran desesperados o recurren a países vecinos para lograr un plato de comida.

Mientras el dictador y los jefes militares muestran su obscena obesidad y gastan millones de dólares comprando misiles rusos, cierran la frontera para no permitir la ayuda humanitaria que el mundo desea llegue a ese torturado pueblo.

Con un dictador no es posible dialogar, lo único que se puede y debe hacer es negociar su salida de Venezuela.

Maduro ha demostrado que está loco cuando dice que habla con los pajaritos o que viajó al futuro y regresó, pero además su enajenación y el poder de la cúpula militar que lo controla lo ha llevado a cometer no sólo crímenes de lesa humanidad con su pueblo sino que le ha llevado a cometer serios y trágicos errores.

Primero: está perdiendo la oportunidad que le ha ofrecido el gobierno norteamericano para que deje Venezuela y emigre con su familia a Cuba, Turquía u otro país a su elección donde atesora una enorme fortuna. Con su rechazo a ésta oferta, está dejando abierta la puerta para que los norteamericanos usen la fuerza para sacarlo con las trágicas consecuencias que ello acarrearía pero eso justamente, es lo que buscan y quieren provocar Cuba, Rusia, Turquía así como los “izquierdistas “ uruguayos para poder ponerse como víctimas del “imperio norteamericano” y acusar a quienes desean ayudar al pueblo venezolano de cómplices de un “ataque imperialista”.

Segundo: pensar que Rusia por el hecho de haberse apoderado de las principales cuencas petroleras y haber transformado a Venezuela como el país mejor armado y equipado de América del Sur lo va a respaldar incluso en una acción bélica. Rusia solo quiere cobrar los miles de millones de dólares que Maduro les debe y difícilmente se metería en un enfrentamiento bélico con USA pues ello significaría una guerra mundial. Cuba está aterrada pues se queda sin el petróleo que le regaló Chávez y continua regalándole Maduro desde que Rusia les cortó los víveres.
Turquía no quiere perder el negocio multimillonario del oro que Maduro le roba a su país.

A éstos socios de Maduro y la cúpula militar no les importa el pueblo venezolano que muere de hambre y por falta de medicamentos solo están defendiendo su brillante negocio.

Mientras tanto el gobierno uruguayo por razones que un día deberán explicar dice promover el diálogo y así logra darle más tiempo al dictador y desconoce que haya presos políticos. ¿Cuál será la deuda que nuestros gobernantes deben pagar a Maduro?

Olvidan:” Nunca venderé el rico patrimonio de los Orientales al bajo precio de la necesidad”.

Tercero: amenazar con cohetes rusos a USA pues nunca se lo van a permitir.

Si no renuncia y deja el país, seguramente pasará el resto de su vida enjaulado como bien se merece por inútil, corrupto y genocida.

Para colmo tenemos un canciller que hasta ha olvidado la tradición uruguaya y se da vuelta como un panqueque desconociendo lo que él mismo dijo meses atrás cuando declaró que en Venezuela no había una verdadera democracia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas