ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Vergonzosas declaraciones de Bayardi


@| Realmente muy poco oportunas y muy desacertadas las declaraciones del Ministro de Defensa, José Bayardi.

Estamos siendo objeto de vergüenza internacional por ser el país de salida de la droga de gran parte de Sud América hacia Europa y Asia; dónde no han funcionado (si es que existen realmente) los controles, y cuando parte de ellos son de responsabilidad del jocoso Ministro... y este se anima a salir a la prensa a criticar a otro.

Realmente muy poco oportuno, tendría que estar escondido de la vergüenza (si la tuviera) por su lamentable desempeño al frente de su cartera.

Por otro lado fueron desacertadas porque sus explicaciones hacen agua solo con escucharlas, aunque no se sepa del tema; y obviamente sin interiorizarse en la propuesta del candidato Lacalle.

Primer error que dijo, es que casi ningún país aplica la “ley de derribo”, siendo que en casi todos los países de América Latina y algunos de América Central (Honduras) la tienen vigente.

Por otro lado habla que se aplicaría para casos de riesgo vital (de vidas) que no sería el caso, o de riesgo “estratégico” de infraestructura y que para él no se dan. Entonces para el Ministro no es un riesgo estratégico que los aviones libremente violen nuestro espacio aéreo, suban y bajen sin control y sin respetar a nuestras autoridades; y que para colmo seamos vistos mundialmente como el país “utilizado” tranquilamente por el narcotráfico para sus tropelías. Para colmo quiso banalizar el tema, diciendo que lo peor que podía pasar era que le cayera a alguien droga en la cabeza.

¡Lamentable, y muy triste que alguien que razona así sea nuestro Ministro de Defensa!

Como bien explicó Álvaro Garcé, no se trata de derribar de una a cualquier avión que ingresa a nuestro espacio aéreo sin permiso. Hay protocolos a seguir, con varias etapas previas siendo la decisión final tomada por el Presidente de la República. Claramente el objetivo principal es disuasorio, primero al conocerse que la ley está vigente y luego frente a un hecho constatado, lo último será el derribo.

Aplaudo esta propuesta, lamentando profundamente a dónde han llevado el prestigio internacional de nuestro querido Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas