ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El velorio


@|Fue frente al Mides, en una tarde de primavera y con simulación de una situación muy dolorosa para todos los que, sobre todo en estos tiempos, tuvimos que pasar por ella.

No fue pues un recurso ingenioso y menos creativo. Menos aún, porque fue un episodio absolutamente reñido con la verdad de los hechos. Y vaya que en estos tiempos las mentiras ocultan verdades.

Nada fue eliminado del Mides, salvo los acomodos tanto familiares como políticos. Dejó de ser un coto de caza, para intentar ser un promotor del desarrollo social y no del clientelismo político más bajo que jamás fue una bandera de la izquierda, al menos por estas tierras.

Dejó de ser un devastador de donaciones herrumbradas por desidia o incapacidad lisa y llana, o peor aún, por su procedencia no suficientemente marxista tal vez. Todo eso debió estar en el velorio.

Tanto el Ministro actual, como personal de esa cartera, han explicado qué cosas y por qué se sustituyen; y cómo en lugar de conchabos se concursan cargos y profesiones para tareas concretas y medibles.

Eso debió estar en el velatorio.

Ya es tiempo de acabar con medias verdades que encubren hechos y conductas que han estado lejos de cumplir los cometidos del Mides desde su fundación. Y en paralelo de comenzar a hacerlo.

Queda claro. Una cosa es el discurso de unos y otra muy diferente la conducta de otros.

Los del discurso en 15 años, con todos los recursos, dejaron más pobres y menos personas capacitadas para el trabajo que hoy existe y se necesita.

Lo que se busca hoy es cumplir con esos objetivos y darle a los recursos existentes el mejor destino. Que no será de familiares ni acomodos, sino de real promoción. ¿No le parece?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas