ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Uruguay un paraíso...

Para delincuentes y vagos


@|Cada día que pasa la sensación de inseguridad aumenta teniendo en cuenta los hechos que suceden a diario. 

Esta sensación fue in crescendo desde que la izquierda incapaz asumió el gobierno de nuestro país. 

Todo esto sucede por cuestiones filosóficas que la izquierda mantiene a pesar que los hechos han demostrado lo contrario. 

Desde el principio siempre se tuvo más preocupación por los derechos de los victimarios que por los de las víctimas. Se argumentaba que la pobreza era lo que generaba que las personas actuaran violentamente. Los hechos han demostrado que a pesar de la baja en los índices de pobreza, los delitos han aumentado. Sin embargo ninguno de quienes apoyaban ese criterio se arrepienten de sus afirmaciones. Esos pensamientos se ven expresados por los grupos radicales dentro Frente Amplio, que parecería que disfrutaran con la inseguridad que soporta la población, pues en ningún momento salen a condenar delitos que han impactado duramente. Se trata de justificar al agresor que actuó así por culpa de la sociedad. 

Hoy en día reina la cultura de la impunidad, pues está mal visto el castigo. 

Este hecho es bien conocido por los delincuentes quienes consideran que es negocio ser delincuente, porque la posibilidad de ir preso es mínima. Según afirmaciones del fiscal Gustavo Zubía, solo el 5% de los detenidos es procesado. A su vez con el nuevo Código aumentaron los beneficios para los delincuentes. Lo hemos visto en varios casos en que se cometió un delito sin violencia física y el infractor con sólo pedir perdón, quedó en libertad.

En esto no sólo hay responsabilidad del Ministerio del Interior, sino que también el Poder Judicial está involucrado. Los jueces cuando deben condenar a un delincuente buscan todos los pequeños detalles y así dejarlo en libertad. El trato no es igual cuando un ciudadano honesto se ve involucrado en forma accidental en alguna falta. Parecería que algunos jueces y fiscales respaldan las ideas de los radicales del Frente Amplio, que amparan a los malandras. 

Todos fuimos testigos de lo sucedido hace poco en Avda. Italia y Veracierto, donde un grupo de malandras actuaron a su antojo durante un largo rato, agrediendo y robando a todo automovilista que pasara por el lugar. En forma reiterada sucede que móviles policiales son apedreados e incluso atacados con armas de fuego. Incluso los policías son rapiñados para llevarse el arma y el chaleco antibala. 

Nunca nos imaginamos que este tipo de cosas podían suceder en Uruguay.
Después de todo lo visto, el Ministro Bonomi nos muestra estadísticas que indican la baja en los delitos. Lo que no se dice es que muchos delitos ya no son denunciados por las víctimas. En algunos casos por miedo, pues el delincuente es un vecino y en otros casos porque se sabe que se pierden horas en una comisaría para hacer una denuncia y al final no se obtiene ninguna respuesta.  

Últimamente se han dado robos a remesas de blindados y en centros comerciales que han generado botines de muchos millones de pesos.

Parecería que ahora que no vienen más valijas con billetes de Venezuela, algunos sucesores de los tupabandas están juntando plata para la próxima campaña electoral.

También los vecinos deben soportar delitos cometidos por vagos que han ocupado los espacios públicos, sin que nadie haga nada a pesar que ese hecho está prohibido. Basta pasar por Convención y Paysandú para ver que han ocupado toda la cuadra. Ocupan y están constantemente coaccionando para obtener dinero a cambio de dejarlos tranquilos a los vecinos. También se ven afectados quienes pasan por allí para ir a la terminal de ómnibus de Río Branco. Esto también los vemos en distintas plazas y calles de Montevideo. Lo podríamos denominar el Uruguay Natural.

La respuesta deberemos darla el último domingo de octubre de 2019.

¡Sáquele la tarjeta roja!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas