ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Uber de Punta

Es necesario


@|Otra vez más, y ahora en el balneario internacional de Punta del Este.
Uber se presenta allí, con ganas de brindar un servicio, como se hace en todos los lugares del mundo civilizado y que avanza. Todo cambia, y las redes sociales, las apps, etc., son hoy lo común, lo que se usa.

Parece que aquí, en este paisito, seguimos en la misma, siempre con cosas atrasadas, con gente grande o ya vieja que no logra entender cómo funciona el mundo hoy; que sigue como hace décadas atrás, con el teléfono negro de discar, llamar y esperar que un empleado de la parada atienda para mandarnos un taxi, si hay...

Señores, eso ya fue, hay que aggiornarse, el futuro está presente en nuestras manos, el futuro es hoy y gran parte se maneja con ese “aparatito” llamado celular, con el que podemos desde pagar una cuenta bancaria, reservar un hotel hasta llamar al Uber más cercano a nuestro domicilio en las 24 horas del día, todos los días del año.

Ahora es Punta del Este, no seamos dinosaurios, es un balneario internacional al que llegan miles de turistas de todo el mundo, acostumbrados a estos servicios, a lo nuevo, a lo último.

Este es un punto turístico de excelencia, de gente de nivel, confirmado por los hoteles que allí se establecieron por los costos internacionales de los bienes y servicios y Uber tiene que estar. Allí no deben existir viejos sistemas, cosas obsoletas o de limitados recursos, por el contrario, es un lugar donde los turistas quieren de todo a toda hora y justamente Uber lo brinda.

Si queremos que Punta siga siendo de punta, dejemos que lo último, lo bueno, lo excelente esté allí para esperar a esos excéntricos turistas que al final de la temporada le dejan al país un buen y bien distribuido rédito económico.

No dejemos que patronales, sindicatos, monopolios, etc., nos opaque la única joyita que tenemos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas