ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Turf suspendido


@|El Gobierno Nacional suspendió todos los espectáculos públicos, sin excepciones.

La misma medida se había realizado en Marzo pasado.

Luego, poco a poco, se fueron creando protocolos de acuerdo a cada rubro de actividad.

Como se suele decir desde que surgió “la nueva normalidad”, se fueron ajustando las perillas.

Así fue que, en forma paulatina, y a través de la aprobación de los correspondientes protocolos, se fue reanudando la movilidad y las carreras de caballos fueron de las primeras en conseguir el visto bueno de las autoridades sanitarias.

Primero Maroñas en Montevideo y Las Piedras en la ciudad canaria, y con posterioridad, se fueron incorporando todos los hipódromos habilitados del Interior.
Esto ocurría en el mes de Mayo (más de 7 meses atrás).
Condición específica: sin público.

Ningún brote de la pandemia surgió de esta actividad. Más de 7 meses han pasado. Prueba irrefutable que los deberes fueron hechos sin fallas.

Todo hacía prever que el examen, obviamente aprobado, recibiría tan alta como positiva calificación y no se incluiría en la misma bolsa.

No fue así, pese a que se hizo y se hace hisopado a todos los actores (a costo de la actividad) y se controla el ingreso de los mismos a los hipódromos, con rigurosidad.

Otras actividades deportivas al reanudar mostraron carencias en los controles y hubo varios brotes de Covid-19.

Se entiende entonces la inclusión de algunos sectores en las medidas restrictivas anunciadas por las autoridades.

Imposible comprender que se haya incluido en las mismas a la actividad hípica.

Al parecer no se visualizó el esfuerzo, pese a que los buenos resultados son innegables, pues a la vista están. No es un buen mensaje.

Agregamos que no existe seguro de paro posible, pues los caballos deben seguir cuidándose y entrenando.

Tenemos la esperanza de que haya sido un error pero, sobre todo, que cuando se reanuden las actividades se vuelva a separar este deporte del resto.

Ha quedado demostrado que merecimientos se han generado para ello.
Bien vale un voto de confianza a un “rubro” que se lo ha ganado con creces.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas