ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Tiempos víricos


@|Vivir y fenecer es una perfecta dicotomía. Sólo si se nace se puede morir o viceversa; solamente muere lo que nace. Son las dos caras de la vida.
En estos tiempos del Covid-19, parece que se respira el peligro de enfermarse en el aire, literalmente hablando.

En el barrio donde vivo, ubicado en el estado de Brasil que adoptó oficialmente el confinamiento hasta el 10 de mayo (San Pablo), la mayoría de los comercios cerraron sus puertas.

Hace poco fui caminando al supermercado por la vacía avenida cercana a mi casa. Durante el recorrido vi una tienda que tenía sus cortinas entreabiertas, abiertas hasta la mitad. Las personas entraban de a una por vez y las atendían con mucha precaución. Esas cortinas causaban un efecto extraño al lado de las otras, que estaban totalmente cerradas. Pensé: ¿qué tiempos estamos viviendo? Vivimos en un estado diario de riesgo, ¿qué tan alto es ese riesgo?

Creo que no lo sabemos, como todavía no conocemos al animal que transmitió el virus al primer infectado, o infectada, ni cuándo tendremos una vacuna o un remedio.

Tampoco entendemos si puede haber un rebrote a corto plazo, o si podemos volver a contagiarnos después de curados. Ni que hablar de las consecuencias socioeconómicas que habrá.

En fin, nuestra vida viró repentinamente, y nos agarró desprevenidos ante la fuerza bruta de la Naturaleza y sus microorganismos mortales.

Viviremos en tiempos diferentes, adaptándonos día a día.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas