ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Se fue Talvi


@|En la presente quiero hacer unas apreciaciones sobre la renuncia del Ec. Ernesto Talvi.

En primera instancia, quiero dejar claro que no me pongo en papel de sesudo analista político, sino en un viejo militante Colorado, que de la época de Don Luis Batlle abrazó la causa batllista, integró listas, convenciones y actividades varias, trabajó junto al Dr. Segovia en los albores de la 515, también lo hizo por las candidaturas de los Doctores Batlle y Sanguinetti.
Pienso que todos mis años dentro del Partido Colorado, me habilitan a exponer mi visión sobre el hecho que motiva esta carta.

En primer lugar, Talvi llegó al Partido como una bocanada de aire fresco, que buscaba una nueva forma de hacer política, con un corte más liberal, proponiendo una usina de ideas renovadoras, que alcanzaban economía, enseñanza y políticas sociales, todo esto respaldado por un equipo de técnicos jóvenes.

Las internas del partido le dieron ganador y compitió por la presidencia sin éxito, pero consiguió una mejor perfomance electoral del Partido Colorado.
Designado por el Dr. Lacalle Pou como Canciller, desarrolló una intensa y loable gestión, que lo ubicó en el primer lugar en la encuesta de aprobación de ministros del momento. Inesperadamente, ya alejado del Ministerio y sin llegar a asumir como senador, presentó renuncia a este cargo, a la vida política y a la posibilidad de acceder a nuevos cargos de ese origen.

Quiero señalar que en primera instancia su actitud nos crea a sus votantes, una profunda decepción; creímos en su proyecto, sabíamos que el camino para lograrlo era erizado de dificultades, pero confiábamos. Suponemos que Ciudadanos buscará un nuevo camino, pero siguiendo el proyecto iniciado.

Me sorprende que un hombre inteligente como Talvi, no supiese los avatares políticos que determinan retroceder, avanzar, negociar, cosas que traen frustraciones, enojos y malos ratos. Quizás su perfil académico y sus ideas colidieron con el mundo político y no supo acompasarlas.

Ec. Talvi el camino político exige un cuero duro, incombustible, que permita sobrellevar la tarea. Evidentemente Ud. no lo tiene y lo admito, también me parece buena cosa que se retire y habla bien de Ud., el manifestar que no está apto para la tarea.

Por último, pienso que una razón de cortesía, hubiese sido antes de presentar su carta de renuncia, habérsela comunicado al Presidente Lacalle; lo cortés no quita lo valiente. No quiero aventurar motivos, sino los hubo por este hecho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas