ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El superávit de Martínez


@|Llama la atención que en la campaña a la presidencia del candidato y ex intendente de Montevideo menciona como uno de sus méritos el haber saneado las finanzas de la Intendencia y haber dejado un saldo positivo.
En primer lugar, hacemos notar que persisten importantes deudas con organismos internacionales, pero lo que no dijo es que una buena parte del superávit es resultado del crecimiento exponencial de parque automotor (por pago de patentes y multas), pese a la manifiesta aversión del ex intendente al uso del automóvil y las continuas modificaciones de calles para priorizar el uso de la bicicleta.

No es que no se comparta esa saludable idea pero es absolutamente inaplicable para los que viven en barrios alejados en nuestra ciudad el esfuerzo que significa trasladarse en bicicleta todos los días por decenas de kilómetros para ir al trabajo.

Tampoco ha promovido ninguna alternativa cómoda y rápida sustitutiva al automóvil, ni ha mantenido adecuadamente el repintado de toda la señalización horizontal en avenidas y calles lo que las hace muy peligrosas, especialmente de noches done casi no se ven.

Tampoco ante el crecimiento automotor (origen del superávit) ha promovido el ensanche de calles y avenidas para crear nuevas sendas, usando parte de los grandes canteros centrales o anchas veredas que nadie usa, ni ha propiciado una vía elevada rápida por Av. Italia para descongestionar nuestra hermosa Rambla.

Tampoco ha podido solucionar el gran problema de estacionar, más bien lo ha empeorado.

Todo eso ha dado origen al gran caos del transporte en nuestra ciudad, que no se arregla ni por asomo con unas pocas sendas para bicicleta (en la Ciudad Vieja lo ha empeorado) ni con un solo cruce subterráneo.

Un acierto ha sido el proyectado para Av. Italia, pero justo hacerlo al proponerse como candidato tiene un claro sentido de propaganda electoral, además son necesarios en nuestra ciudad no uno sino varios otros cruces a desnivel.

Para usar el mencionado superávit, ¿por qué no se han reparado con esos dineros cientos de kilómetros de veredas en los barrios que están en pésimo estado?, considerando que es posible cobrárselo a los propietarios frentistas; ¿es por demagogia? Para circular por algunos barrios, todos y más las personas de edad, tienen que ir mirando siempre al suelo, para sortear los desvíveles, las baldosas flojas, las raíces de los árboles, y hasta alguna zanjas sin tapar dejadas por algún organismo público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas