ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

"El silencio no es una opción"


@|Lo pongo entre comillas porque el comentario no es mío, aparece en la carta dirigida al gobierno firmada por el Señor Esteban Valenti que salió el pasado jueves 18, en el suplemento Gente de Italia que sale con el diario.

Como a muchos con quienes he comentado, la conferencia de prensa de nuestro Presidente Dr. Lacalle Pou del martes próximo pasado, me quedó un retrogusto a poco, una sensación de agobio en el gobierno y hasta un "mejor hacer como Pilatos y lavarse las manos".

Sinceramente, no pensaba escribir esta carta ni ninguna otra, un poco por desconcierto, otro poco porque no querría sembrar más desánimo del que ya se percibe en todos los uruguayos que nos estamos cuidando para no morir frente a la inconsciencia de tantos otros, jóvenes y adultos irresponsables.

Sin embargo, ese "el silencio no es una opción", me provocó una reacción intensa para opinar y decir lo que creo.

Hasta ahora, la fuerza y firmeza, así como la capacidad del Dr. Lacalle Pou y aquellos que lo rodean para responder con rapidez y sagacidad a cada una de las preguntas que le hacen, tantas con el objetivo de hacerlo tropezar, me llenaba de orgullo y seguridad frente al tremendo desafío que estamos viviendo. No lo sentí así el martes pasado y también me ganó el desánimo...

Después vino el momento de la reflexión y sobre todo de la comprensión de su actitud.

El gobierno (y éste es solo un ejemplo, hay miles) no prohibió, pero sí salió a pedir que este año el 8M se celebrara de otra manera, para evitar todo lo que ya sabemos. Y no sólo hicieron todo lo contrario, sino que hasta una connotada figura pública salió a decir que ese pedido de responsabilidad no era más que una "provocación". Los médicos que no hacen campaña para pedir a la gente que se vacune; 4 de 10 docentes dice que no lo hará; la gente se reúne sin hacer caso de ningún distanciamiento social o uso de tapabocas... ¿de qué estamos hablando?

Me puse por un momento en los zapatos del Dr. Lacalle y lo comprendí profunda y apenadamente. Entendí su desazón, su desconcierto y hasta su enojo (¡y eso que se ha mostrado decidido a tener puentes y a evitar confrontaciones!).

Seres queridos que viven en París y no es Uruguay, sin menosprecio de nuestro querido pequeño país, me cuentan que hace meses que tienen toque de queda de 18 a 6. Y lo respetan a muerte; será en parte por responsabilidad y en parte porque las multas y otras penalidades son muy severas. Ahora, ¿qué hacemos con estos inconscientes de nuestro país? ¿Quién les cierra lugares de ocio y los manda para sus casas 20 o 30 días? Porque muchos demuestran una y otra vez ser ingobernables, capaz que hasta un mártir podría servirles a sus bajos objetivos...

Por eso tal vez, ese "lavarse las manos" de nuestro Presidente diciendo, apesadumbrado, cada uno ya sabe lo que tiene que hacer, sea su estrategia para provocar un shock en la comunidad y buscar una reacción a tanta desidia.

Mi apoyo por lo tanto sigue intacto y por eso no me cupo el silencio. Gracias Sr. Valenti por habérmelo hecho comprender...

Abogo porque todos dejemos de lado nuestros egoísmos y nos unamos para superar la situación de extrema gravedad en la que nos encontramos. Hace unos días, por ejemplo, los muertos fueron 15, cada día son más... ¿Quién repone esas vidas, quién da consuelo a esas familias?

Reaccionemos y dejemos los temas políticos para más adelante, ya habrá tiempo para el debate, cada uno debería saber lo que tiene que hacer hoy, la urgencia de la situación pide a gritos nuestro compromiso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas