ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Seguridad social


@|La reforma del 96 aportó dos bases para un buen sistema.

La historia laboral como rumbo para determinar los años y montos aportados sobre salarios y el sistema de ahorro como forma de reconocer los mayores aportes para una renta sobre la jubilación base.

Las dos merecen quedarse pues, lo que debe compararse contra ellas son los sistemas de aportes y beneficios de los otros institutos para analizar su homogeneidad y la forma de equiparar condiciones y beneficios. Esa debería ser la manera de avanzar en un sentido de justicia, tanto en aportes como beneficios y por asimilación la viabilidad de todo el sistema con la mínima participación del IVA o Rentas Generales para mantener el barco a flote.

En lo que trasciende del proceso en marcha no vemos oposición a estas bases. Tal vez lo que debe considerarse es el sistema de ahorro y su promoción para lograr mejor renta y a la vez, promover la inversión del sistema en la producción nacional en aquellos sectores capaces de empujar la economía, y el trabajo por la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, asuntos siempre a considerar si hablamos de un sistema en verdad solidario.

Por los aportes y análisis hechos hasta el momento, trascendidos de la comisión encargada de la reforma, el camino parece corto para lo que queda por hacer y convencer de la necesidad del cambio que nivele al sistema, lo haga tal y le de futuro más firme.

Por lo que conozco del mundo a partir de mi participación entre 1979 y 1983, en eventos organizados por la OIT en la materia, sé que no es fácil el camino; pero sí muy necesario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas