ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

La Salud


@|Escuchamos casi a diario lo bien que está el Sistema de Salud, incluso el Presidente del FA ha defendido con todo la gestión de la anterior administración de ASSE. Hemos conversado muchas veces con referentes de los usuarios y por cierto, no piensan lo mismo.  

Por supuesto no entro en todo lo que manifiestan los de oposición (¿?).
Cuando incluso nos llega de cerca algún caso comprobamos que aquellos dichos no tienen nada que ver con la realidad.

Embarazada a término, fisura de bolsa, atendida en ASSE, se le “ocurrió” tenerlo en domingo. Vaya casualidad, en nuestro gran Hospital Vidal y Fuentes “no hay guardia” por lo que la solución, a Montevideo.

Por más discusión del porqué no en Minas, CAMDEL por ejemplo, no se puede; suponemos que el costo el gran Fonasa no lo puede pagar, y los funcionarios tienen que dar la cara. ¡Aguante uruguayo!

Piensen en todos los trastornos posibles, no solo de la parturienta, sino de su entorno para salir de urgencia a la capital, sin saber retorno.

Gracias a Dios anduvo todo bien, cesárea mediante, otro tema, pero bien, más allá de los inconvenientes pasados por los sufridos usuarios.

El asunto no termina ahí, los trasladaron en ambulancia, pasado el momento de intervención, nacimiento, etc., hay que volver por sus medios. Si los tienen, aunque algún pasaje de ómnibus ofrecen, pero pregunto: ¿una recién operada, un bebé, deben, pueden, pasar por todo eso? ¿Y las ambulancias para qué están? Ya no pienso en el famoso avión.

Madre intervenida, niña en brazos, acompañantes agotados.
No puedo encontrar adjetivo posible.
Vergüenza, indignación, impotencia, no sé.

De lo que si estoy seguro es que esto de que la atención de la salud en ASSE está bien, es también una burda “mentira”, aunque se enojen y me lo digan a mí.

Quizá la idea de que pague más el que más gana esté bien, para ayudar al que menos tiene. Ahora, ¿ayudan así al que menos tiene? ¿Valoran el esfuerzo que hace aquel al que le descuentan cifras importantes porque gana mejor? ¿En qué invierten todo el dinero? ¿Seguimos los uruguayos tapando malas gestiones?. Y podría agregar, ¿el hijo de... pasa por esto?.
“Yo no soy jefe porque el jefe ordena, y lo que ordena el jefe se cumple en silencio”. J. B y O.

¡Cuidado! Nos estamos acostumbrando a imposiciones demasiado fuertes y todos sabemos lo peligroso que es.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas