ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Rutas nacionales


@|Recientemente tuve que manejar hacia el noreste por la ruta 7 en horas de la noche. ¡Qué horror! 

Anteriormente y como forma de acortar un poco el trayecto tomé por la ruta 63. ¡Espantosa! 

Dos días después lo hice por la 44 y la 26 con destino a Tacuarembó. ¡Un peligro! Y no sé cómo está hasta Paysandú, pero me imagino... 

Realmente no puedo entender cómo el Ministerio de Transporte y Obras Públicas no hace prácticamente nada para mejorar esas rutas cuyo estado en algunos lugares es realmente lamentable y sumamente peligroso para la seguridad de quienes las transitan. Y me imagino que habrá muchas más en similares condiciones a lo largo y ancho de nuestro país. 

Las únicas rutas que lucen más o menos adecuadas al tránsito y velocidad que hoy por hoy pueden alcanzar los vehículos son las que cuentan con peaje. Es decir: el mantenimiento de éstas lo hacen empresas privadas que lucran con ese mantenimiento -y no estoy criticando esto- pero que supongo además deben aportar algo al Ministerio por hacerlo, o al menos libran al Estado de la carga de tener que invertir en el mantenimiento de las rutas que ellos manejan. 

Entiendo que las rutas a las que me he referido anteriormente no tienen atractivo para las empresas que manejan el mantenimiento de la 1, la 9 y otras tantas, debido a que el número de vehículos tal vez no justifique la inversión y las mismas no den rédito comercial.

Pero precisamente son éstas de las que se tiene que encargar el Ministerio ya que antes de que se instalaran los peajes particulares también lo hacía junto con las que hoy no tiene que atender y es absolutamente inexplicable que no invierta en darle seguridad a quienes no tienen más remedio que usarlas. 

Son muchas las localidades y los habitantes a lo largo de la 7, así como de la 26 y de tantas otras del interior del país que merecen tener carreteras en igualdad de condiciones que las que utilizan aquellos que tienen la fortuna de transitar habitualmente por las rutas turísticas. 

Y si la solución es poner peajes y las empresas particulares no están interesadas, hagan como en los países de verdad que tienen peajes del Estado. No servirán para cubrir todos los gastos pero sí para ayudar y quienes utilicen esas rutas estarán agradecidos. Paro hagan algo... ¡por favor!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas