ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Réplica al Dr. Alem García


@|El Dr. Alem García en un reportaje que le hizo el programa Primera Mañana de radio El Espectador, el pasado 12 de mayo, me agravia e incurre en una serie de falsedades que debo rectificar.

1°- Luego de calificarme de “supuesto” negociador del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo sostiene que el tratado lo hizo Perón y que lo único que hicieron los negociadores fue ponerle los puntos y coma y le atribuye ese aserto al Embajador Lupinacci que, de ningún modo pudo decir tal cosa. Con Lupinacci ingresamos al Ministerio de Relaciones Exteriores en 1968, después de un llamado a especialistas y trabajamos desde un principio en las negociaciones que se iniciaron en 1970, y que se desarrollaron a través de 42 reuniones con los negociadores argentinos, todos especialistas de alto nivel.

La delegación uruguaya estaba constituida por Lupinacci que era Profesor adscripto de Derecho Internacional Público, el Capitán de Navío Heber Grasso, el Capitán de Fragata Yamandú Flangini y yo que me desempeñaba como Catedrático de Derecho Internacional Privado y de Derecho Diplomático en nuestra Facultad de Derecho y como Profesor de Derecho Internacional Marítimo en la Escuela de Guerra Naval.

La negociación fue muy difícil lo que llevó a constituir un verdadero Estatuto puesto que el Tratado tiene 92 artículos y culminaron en enero de 1973 cuando un incidente,por problemas jurisdiccionales, determinó la suspensión de la negociación. Unos meses después, Perón quiso solucionar el problema con los orientales y se encontró con un tratado pronto al que Guillermo de la Plaza, enviado por Perón a efectuar su análisis, no le puso objeciones. Si se hubieran iniciado en ese momento las negociaciones nunca habrían tenido el aval de Perón que murió en junio de 1974.

Lupinacci está muerto, pero puede dar testimonio de lo que digo,el Capitán Flangini. Cabe agregar que Lupinacci, el suscrito, Flangini y Grasso fuimos condecorados por orden del Presidente Perón y que a Flangini y a mi nos condecoró la Armada Nacional en 2018.

Pivel Devoto cuando se firmó el Tratado, me atribuyó responsabilidad por algunos aspectos del mismo y me atacó duramente. Si fuera cierto lo que dice Alem García ello no tendría sentido.

2°- Es falsa su afirmación de que sabía que lo aprobado era el canal de acceso a menos 13 metros, de lo contrario no se explica que haya ido a la Comisión Especial de la Cámara de Diputados a hablar de los 14 metros y no haya advertido al P.E. y a la A.N.P. de ello.

Lo que sucede es que nunca se interesó en solicitar los antecedentes, el expediente de cómo se diligenció ese proceso y en forma negligente fundó su declaraciones en asertos de jerarcas del anterior gobierno.

3°- Recientemente el Dr. Alem García presentó, ante la CARP, la solicitud para dragar el canal de acceso a menos 14 metros y lo hizo en forma totalmente desprolija, no adjuntó a la nota los datos técnicos ni el proyecto ejecutivo. Obviamente no puede prosperar ese planteo sin saber cómo se va a llevar a cabo esa profundización y hasta qué kilómetro. Cosa que les aclaro el propio Alem García no sabe, y demuestra una vez más la ignorancia supina que tiene de toda esta temática.

4°- No es cierto que la delegación argentina se enteró de que lo aprobado en la CARP era tan solo a 13 metros de profundidad a través de mis notas. Esa delegación está presidida por un Embajador que desde hace de 25 años se ha especializado en estos temas e integrada por un Director Nacional de Hidrografía. No está compuesta por personas sin especialización de clase alguna a las que le dieron el cargo como premio consuelo por no haber podido acceder a otro de más jerarquía después del proceso electoral…

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas