ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Relajo


@|Según el diccionario de la Real Academia Española, significa: 1. Desorden, falta de seriedad, barullo; 2. Holganza, laxitud en el cumplimiento de las normas; y coloquialmente en nuestro país: dicho o gesto obsceno.

Los comentarios que surgen por el aumento de casos positivos de la actual pandemia se refieren a que la sociedad se ha relajado en materia del cumplimiento de los protocolos recomendados para evitar los contagios.

Es evidente que el relajo existe en su primera acepción, cuando se promueven reuniones políticas, gremiales o sociales o cuando se convoca a fiestas clandestinas donde se consumen bebidas y se baila sin ningún distanciamiento social.

El relajo derivado de su segunda acepción, se produce sobre todo en los jóvenes, quizás como reacción ante los ocho meses de confinamiento transcurridos y su natural comportamiento de enfrentar a la autoridad en sus diversas formas.

Es evidente que se han disparado los focos de contagio, dispersándose con mayor rapidez, dada la gran movilidad expandida en nuestra república.

El virus no respecta edad, sexo, religión, afinidad política o descuido circunstancial. Simplemente contagia a toda persona a su alcance.

Se habla de lugares abiertos con menos posibilidad de contagiosidad, pero es evidente que las aglomeraciones sin uso de tapabocas, con gritos, abrazos u otro tipo de contactos, más o menos prolongados, han sido uno de los orígenes de la actual expansión.

Uno de los ejemplos más contundentes a ese respecto fue lo ocurrido con integrantes de la selección uruguaya de fútbol, donde se juntaron sus integrantes provenientes de diversas regiones del mundo con altos índices de Covid-19 y se dio lo que todos conocemos y que fue un claro ejemplo de lo que no se debe hacer y tuvo que haber sido castigado inmediatamente.

Lo ocurrido con la suspensión de algunos partidos de fútbol y otros de basquetbol, muestra dualidad de criterios injustificables, puesto que abarca a instituciones que han sabido cumplir con los protocolos; deportivamente perjudicadas frente a aquellas que no lo hicieron y que en vez de ser sancionadas, resultan beneficiadas… ¡Es otro relajo más!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas