ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Para reflexionar...


@|Hay un par de artículos circulando donde se dice que sería mejor no ver la farsa de Netflix titulada “Seaspiracy”. Creo que no. Hay que verla, pero con una mirada objetiva y crítica, como se ve todo lo engañoso pero que puede tener un impacto global si se ignora.

Esto no es solo un tema de “veganos”. Que vivan felices comiendo plantas procesadas, modificadas y saborizadas para simular parecerse a la carne, alimento natural, altamente nutritivo y saludable en un justo equilibrio.

Este es un tema de ciencia, tecnología, sustentabilidad y, lo más importante, es un tema de gobernanza. O somos democracias representativas y las decisiones se toman democrática y legítimamente o nos vamos por el camino de la intolerancia y autoritarismo que proponen ciertos grupos de la llamada sociedad civil-pero corporativa-con agendas globales, recursos ilimitados, acceso a la prensa y a las grandes plataformas como Netflix.

El tema pasa por no permitir que los cambios en el clima se transformen en verdades reveladas. En dogmas. Si bien el calentamiento global es real, las predicciones reflejadas en los modelos computarizados son meras especulaciones. Los modelos existentes no incorporan las más de 1,5 millones de tecnologías ambientales reflejadas en patentes disponibles hoy (https://lnkd.in/eXdm_Z2), ni las decenas de millones que lo serán en las próximas décadas. Representan soluciones, medidas de mitigación o, inclusive, oportunidades. Tampoco se incorporan las últimas proyecciones de fertilidad, migración, mortandad y población publicadas el 14 de Julio pasado en The Lancet por la Universidad de Washington en Seattle, las cuales cubren desde hoy al 2100 (https://www.thelancet.com /journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30677-2/fulltext).

Los escenarios plantean la posibilidad de que la población mundial se estabilice en el mismo número de hoy, 7,2 mil millones de habitantes. Habría menos presión sobre los recursos como también problemas en las tasas de crecimiento, entre otros.

¿Y Uruguay? Posiblemente nos estanquemos en 2.7 millones, lo que tendría serias repercusiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas