ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Reflejo


@|El programa del pasado lunes 31 de mayo, de Carlos Pagni, en La Nación, fue la síntesis de las enormes contradicciones argentinas del momento y un reflejo de lo que podría suceder por estas tierras de seguir un modelo similar.

La oposición enceguecida que envuelve al FA en una marea de atentados al presente y futuro del país, debería ver muy claro lo que sucede del otro lado del río como mar, para meter violín en bolsa y repasar todos los manuales en la materia.

No hay magias en economía y menos en las consecuencias de las aventuras propuestas del otro lado, como para repetirlas por acá.

No pagar deudas y no tener crédito alguno no es solo un asunto del gobierno. Es la miseria de bloquear las soluciones impulsando otra vez la demagogia más rotunda para tapar la realidad.

Lavoisier no solo fue un gran científico. Más que eso, nos dejó una sentencia básica de la economía. Nada se crea ni nada se destruye, todo se transforma. Traduciendo: no se crea riqueza de lo que no existe. Y cuando se encierra a la población solo se logra destruir la economía.

Basta pues de repetir monsergas no solo equivocadas sino dañinas en exceso. Solo se construye desde lo que existe y nada se transforma si no se parte justo de lo que tiene bases reales y debe conservarse para tener un rumbo positivo, para salir de la pandemia en construcción de un país mejor y soberano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas