ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

A reducir costos del Estado


@|Uno de los temas polémicos de la reciente campaña electoral, fue la necesaria reducción de costos del Estado uruguayo.

Sobre la incidencia de distintos factores en el manido tema, surgieron diversas opiniones. Quizás la de este artículo sea una más. Pero hay algún agregado, no mencionado hasta ahora.

Fueron comentados, los presumibles contratos que derivarían en una lista de nuevos funcionarios públicos. Quizás sean unos dos mil cargos, con todos sus aportes legales incluidos.

La electa Vicepresidente Beatriz Argimón y el diputado Martín Lema, quien presidirá su Cámara en el primer período, se disponen a eliminar la partida actual para prensa, disminuir los viajes al exterior, cambiar el régimen de licencias de los representantes para evitar duplicación de costos, además de que algunos nuevos miembros electos hablan de reducir el número de integrantes.

Todo esto es positivo. Pero hay bastante más que hacer en el futuro, para que se puedan bajar las tarifas de servicios en forma sustancial.

Cuando el Gobierno debió enfrentar en el año 2002 una situación similar, ante la consulta del Presidente Jorge Batlle, el actual senador electo Ernesto Talvi le recomendó: “Separar lo podrido de lo sano, para salvar la planta enferma”. Parecería que en nuestro caso actual, habría que hacer lo mismo. Veamos qué está “podrido” y debería separarse.

Por un lado, el Estado, Intendencias y las Cámaras tienen demasiados Asesores, que quizás no estén asesorando o no sean más que compromisos políticos. Hay no menos de mil cargos ocupados así. La inversión en ellos no baja de unos dos millones de pesos anuales por cargo. Estamos mencionando que suman algo como unos seiscientos millones de dólares anuales.

Reiteradamente, desde Ancap se mencionó la dificultosa marcha de las plantas de fabricación de portland, tanto en Minas como en Paysandú. El país debería preguntarse, si esa función industrial corresponde al Estado.

En nuestro caso, creemos que No. ¿Por qué no se privatizan ambas plantas recuperando la inversión total o parcialmente? Seguramente en manos de industriales privados serán un buen aporte al desarrollo nacional. Y para el Gobierno, significaría un gran ingreso económico adicional, de centenares de millones de dólares. A la vez, sería recuperar de Ancap dinero que el Estado invirtió en ella por irregularidades anteriores.

No dudo de que en los aportes del Mides está incluida mucha gente que merece la ayuda económica recibida. Pero es posible que haya también receptores de carnets y dinero oficial que no lo justifican. Por lo menos de eso se habla en diversos medios. Deberá estudiarse y corregirse lo que esté mal. De eso quizás deban ocuparse las auditorías, que trabajarán después del 1º de marzo.

En suma, todo indica que si las nuevas autoridades electas se “ponen las pilas”, dinero para rescatar está al alcance de la mano. Apenas habrá que corregir procedimientos y hacer lo que se debe hacer.

En eso confiamos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas