ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Las redes antisociales


@|Para las próximas elecciones departamentales surgió un compromiso referido al cuidado del mobiliario y los espacios públicos. Huelga decir que ello está reglamentado en el Digesto Municipal. Pero no se acata y la IMM ha debido multar su incumplimiento, además de dedicar recursos para quitarlos.

Una reconocida periodista fue linchada a través de las “redes”, mientras hacía su trabajo.

Bill Gates fue víctima de teorías conspirativas que lo acusan en las “redes sociales” de haber provocado la pandemia del Covid-19.

Las redes sociales han potenciado la opinión de los individuos que antes estaba reservada a los generadores de opinión pública: los grandes medios.
Las redes es un recurso que ha venido para quedarse. Pero como el cuchillo, puede usarse para bien o para mal.

En cualquier sociedad las infracciones y los delitos se regulan con normas sancionatorias.

¿Los espacios públicos se deben preservar ante la afectación visual? ¡De acuerdo!

Pero hay otra afectación, mucho más perniciosa; la de las “redes antisociales”.

Es frecuente comprobar (internacionalmente) la viralización de textos que vomitan malicia, perversidad, vileza, crueldad, inmoralidad, falsedad e iniquidad.

¿Por qué no se regulan los contenidos de ciertas redes sociales y comentarios al pie de los artículos (amparados en un cobarde anonimato), que más allá de la emisión de una opinión caen en la profusión de palabra soeces, insultos, descalificaciones, etc..?

¿Hasta cuándo este tipo de agresiones escritas, que desprecian el respetuoso relacionamiento entre las personas? Todos tenemos derecho a emitir nuestra opinión, así como a comer, pero no a robar.

Si los medios evitaran el anonimato gratuito y obligaran a ser responsables de tales dichos, desaparecerían los comentarios denunciados. Otra forma es que los medios expongan quienes son.

Reconozco que dada la exposición a las represalias se justifica usar un seudónimo. Lo que no debe admitirse es el insulto. Estos dicen más de quien los profiere que del destinatario… pero no dan la cara porque tienen miedo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas