ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Reconocimiento colectivo


@|Carta al Intendente de Montevideo sobre la protección del paisaje cultural ciudadano.

Agradecemos la determinación del Intendente Christian Di Candia y de la arquitecta Patricia Roland con el equipo municipal, de controlar las demoliciones en el Centro; en adhesión al espíritu de montevideanos de “ojos abiertos y corazón palpitante” como Erich Schaffner y activistas de Basta de Demoler Montevideo junto con Alfredo Ghierra, quienes saben mirar al futuro con entusiasmo, sin despreciar la rica herencia del pasado, el valor económico y sensible del paisaje urbano; sobre todo las fachadas de edificaciones que pueden incorporarse a nuevos emprendimientos de mayor tamaño para incrementar su apreciación; porque lo lindo no quita lo redituable. Fachadas que son fuente de inspiración y de información histórica, expresión de una trayectoria, un saber, un sentir y un esfuerzo colectivos.

Ante la ciega especulación y la alarmante desinteligencia que nos hacen perder el valioso legado material compartido “a la calle”, a la vista de todos, se hacía necesaria una firme reacción de la IMM para renovar el esfuerzo iniciado hace muchos años por el Intendente Mariano Arana y el arquitecto Nelson Inda.

Cuidemos los pilares de nuestra identidad colectiva, esa cosa que está en permanente reconstrucción pero que a pesar de los tiempos cambiantes, tiene que poder recordarnos que somos una sociedad variopinta y tolerante, hija de inmigrantes esperanzados que aprenden a convivir y crecer en paz; recordarnos nuestra persistente sensibilidad abierta al mundo y a la diversidad, que reflejamos en el paisaje; para que tengamos siempre presente que tenemos derecho a reconocer el lugar donde vivimos.
Tengamos en cuenta que: 1) Las jurisdicciones administrativas sirven como medida urgente y transitoria; pero el patrimonio no puede delimitarse geográficamente; 2) no basta con la norma, se necesita una comisión permanente y realmente representativa; 3) la meta es educar para que estas iniciativas sean sustentables; comprender que la buena artesanía decorativa de fachada revaloriza la propiedad; 4) el paisaje tiene un valor social; es necesario para el sentido de pertenencia, para que uno se sienta parte de una comunidad, que no se sienta perdido ni “mudado a prepo” del propio barrio; 5) las fachadas y sus detalles pueden combinarse con lo nuevo, en forma total o parcial, siempre y cuando haya asesoramiento técnico/estético; se puede y se debe contemplar el crecimiento de la ciudad sin descartar todo lo bueno que ya está hecho, para que todos podamos reconocernos con sensibilidad e inteligencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas