ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Reclamos y más reclamos...


@|Casi como un slogan, como si estuviera programado y premeditado, sin importar el costo de lo reclamado, el FA y sus fieles escuderos, PIT-CNT, SMU y algunos académicos, piden al gobierno el inmediato otorgamiento de una Renta Básica Universal (RBU).

Los intentos realizados en el mundo, más allá de ser loable o demagógica la intención para su implementación, no han sido satisfactorios. Como ejemplo vemos a Finlandia que lo inició en 2017 para 2.000 personas desempleadas y lo eliminó en 2018; en España, en 2014 se realizó un pedido de recolección de firmas para realizar un Plebiscito (para una RBU) y necesitando 500 mil, no se llegó a 150 mil. El único lugar en el mundo donde se aplica una RBU a todos sus ciudadanos es Alaska, estado de EE.UU. con muy especiales condicionantes.

En Uruguay el FA, siendo gobierno lo estudió, planteando una RBU de $ 10.000 por mes, lo cual equivalía a 700 millones de dólares al mes, 8.400 millones de dólares al año. Lo descartó de inmediato… ¡Hoy lo reclama!
Solicitando o negando, entre las muy diversas opiniones, se debe destacar la racional sentencia de Margaret Thatcher, cuando manejó los destinos de Inglaterra: “No olvidemos nunca esta verdad fundamental: el Estado no tiene más dinero que el que aportan sus contribuyentes. Si el Estado quiere gastar más dinero, solo puede hacerlo endeudando “tus” ahorros o subiendo “tus” impuestos. No es correcto pensar que alguien lo pagará. Ese alguien eres tú, no hay dinero público, solo existe el dinero de los contribuyentes”.

En el fondo la idea es digna de tenerse en cuenta en un futuro, pero para aplicarla se debería realizar un muy profundo análisis político que comprenda Asignación Universal por hijo, Educación, Vivienda, Sistemas de Previsión Social y más Trabajo (por Inversión, tanto sea por Obra Pública como Privada).

Quizás de este cóctel, batido y debatido pueda surgir, como de la “Lámpara de Aladino” el genio que al frotar, como en el cuento, traiga la riqueza; mágica solución que pueda dar respuesta en algún momento a tales inoportunos, “demagógicos, populistas y maniqueos reclamos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas