ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Realidad supera ficción

Loca academia de policía


@|Es indudable que la sociedad se siente segura cuando quienes la integran, sin excepción alguna, pueden cumplir sus labores cotidianas en un ambiente de respeto a la ley, sin sentir temor, viviendo la “sensación” de estar protegidos permanentemente y cuando se respeta el ordenamiento social y existe respeto mutuo. 

El Ministerio del Interior con sus fieles y capacitados agentes de policía está en primera línea para asegurar el respeto del ordenamiento para una armónica y segura convivencia social de este maravilloso Uruguay.
Si bien hay muchas críticas con el Ministro Bonomi y la organización del Ministerio, el pasado sábado, pude ser testigo de la espectacular actuación de la policía del barrio. 

Vivo en el barrio Pocitos viejo, donde a los chicos le gusta escribir poemas sobre los muros recién pintados… ¡es una expresión artística! Hay que comprenderlos, y también les gusta jugar al fútbol golpeando la pelota y tomando la calle como cancha; así que las paredes de las casas y a los coches en la vereda les toca asistir al partido.  

El pasado sábado 26 de mayo, frente a mi casa estaban terminando de pintar la parte externa de un lugar de comida que van a abrir en el correr de la semana que viene.  

Alrededor de la hora 17, terminado el trabajo, los pintores se van, dejando el lugar precioso, súper lindo y prolijo. Al rato llegan los chicos del barrio empezando a tirar la pelota. Les aviso, como siempre, y como siempre me mandan... bueno ya se sabe dónde…

Los hermosos jóvenes aumentan los tiros golpeando reiteradamente la casa de una mujer, mi vecina, mayor de 80, y recién viuda. ¡Qué maldad! Tomé la decisión de llamar por teléfono al 911. 

Luego de un largo rato, al fin un funcionario contesta: “Emergencia, ¿en que podemos ayudar?’’. “Hola, buenas tardes, disculpe la molestia, llamo porque hay un grupo de chicos jugando en medio de la calle con la pelota y están golpeando casas y coches”. “Entendido, ¿usted quiere hacer la denuncia?’’, me pregunta el funcionario. 

“Bueno, en realidad yo quiero solo que venga una patrulla para que informe a los chicos que no es la forma... ¡más ahora que hay un lugar nuevo y recién pintado!’’. 

El Oficial insiste: “Sra., ¿usted quiere hacer una denuncia?”. “Pero Oficial - yo le contesto- ¿es tan difícil que venga alguien uniformado a ayudar a los ciudadanos que pagan regularmente los impuestos para intervenir en una situación donde menores - no tan chicos- y más altos que yo, se están apoderando de una calle golpeando la pelota que dispara en todo lados?’”.
“La policía para intervenir precisa una denuncia’’. “Bueno Oficial, le doy mi generalidad si esto sirve…’’. 

¡Luego de 7 Minutos exactos llegaron tres coches de la policía! Los chicos, obviamente, seguían tranquilamente jugando con su pelota en medio de la calle. Seis policías bajaron con énfasis y bien resolutos a intervenir… Yo no lo podía creer… tres coches de policía, uno atrás del otro. Pero… que raro… los policías buscaban sólo los números de la calle… Yo estaba afuera de la puerta y los saludé con la mano. Un Oficial se acercó y me preguntó: “Sra. usted llamó por la gurisada? Me puede dar sus generalidades”. ‘”Sí Oficial, mi generalidades son …”; pero comenté- no eran necesarios tres coches de policía… Me parece demasiado para decirle a los chicos de volverse a su casa y dejar en paz a los vecinos. El oficial me agradeció y… volvió a su coche. Todos los policías volvieron a los respectivos coches y se fueron… desaparecieron… no estaban más… 

¡Un operativo relámpago! Pero los chicos... seguían tranquilamente en el medio de la calle jugando con su pelota. 

Todo siguió igual… pero sí, ¡la policía intervino, gastando nafta y movilizando a seis policías para tomar una denuncia contra chicos jugando en la calle! Todo esto por cumplir con las estadísticas creo… Sí, las estadísticas… muy importante. 

Me pareció haber participado en una escena de la película “Loca Academia de Policía”. A veces la realidad supera la ficción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas