ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Quo vadis Nin


@|Hace pocos días, el Canciller Sr. Rodolfo Nin pidió que se active la cláusula para sancionar al gobierno de Bolivia.

Vamos por partes dijo Jack el destripador; tengo entendido que hace un tiempo el pueblo le dijo que no a Evo Morales a la reelección, que este señor pretendía.

Pero el Sr. Morales no aceptó lo que el pueblo manifestó y de igual manera se lanzó a la carrera electoral. Hasta aquí la primera ilegalidad. Luego se realizan las elecciones y cuando la cosa se le ponía fea, hubo apagón; y cuando se reanudó el escrutiño pasó a ganar.

Ahí estalló Troya y el pueblo sale a las calles a protestar. Para hacerlo corto, viene una Comisión de la OEA y encuentra que hubo irregularidades, es decir fraude. Le piden que renuncie; además deja el cargo el vicepresidente y el presidente o la presidenta del Poder Legislativo. El gobierno de Bolivia queda sin mando, incluso los militares tampoco se hacen cargo.
Si Morales no fue detenido, los militares no tomaron el poder, ¿dónde está el golpe de Estado que dicen?

Que no es normal; ¡claro que no es normal!

Vamos a las cosas por su nombre. Pasó algo similar con Paraguay cuando el Parlamento paraguayo actuó de acuerdo a su Constitución, no la de Nigeria. La de Paraguay destituyó al Presidente Lugo (un Obispo católico que se había llenado de hijos) porque éste se quedó sin respaldo parlamentario. Aquí tampoco hubo golpe de Estado, pero los “nenes” de siempre borraron a Paraguay del Mercosur como sanción.

Algo similar pasó con Lula, Dilma y Temer de Brasil, pero siguen negando que la Venezuela de Maduro es una dictadura.

Los pueblos pueden soportar un tiempo a los corruptos que andan sueltos; lo que el pueblo no puede soportar es que le roben la esperanza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas