ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El quinto poder

¡Se completó el asentamiento!


@| Si; ahí nomás, en Pablo de María y Brandzen, a una cuadra cortita de nuestra principal Avenida, 18 de julio, triunfó la anarquía de los hechos por sobre los derechos de cientos de vecinos del Cordón, que hemos denunciado y contemplamos azorados como la autoridad ha perdido su poder reivindicador de los derechos ciudadanos, ante una supuesta solidaridad que termina siendo una vergüenza para todos.

Y es lamentable tener que terminar el año con una nueva denuncia sobre la misma situación; ahí, en Pablo de María y Brandzen, a la entrada del flamante grupo político “Dale”, del Intendente de Florida, Carlos Enciso, no hay dale que te valga por cuanto un grupo de ciudadanos (los mismos de siempre y algunos más, ahora incluso una dama) a quienes cien veces los han sacado y cien veces han regresado, han invadido nuevamente el espacio, con sus colchones, mantas, sillas, todo lo necesario para conformar un nuevo asentamiento, como anunciando que ahora los asentamiento se instalarán en pleno centro de la ciudad.

Dicen que la prensa es el cuarto poder, bueno pues ahora tenemos el quinto; ¡la anarquía! Pese a los innumerables llamados al Mides, a la IMM, a la Policía, al Presidente de la República, se sigue repitiendo la toma de nuestros espacios públicos, veredas, esquinas y ochavas de edificios, por parte de individuos desconocidos que se instalan con colchones, mantas, cajas, sillas, y otros enseres, como verdaderos acampantes, orinando tras los contenedores de basura y alterando las costumbres ciudadanas y las más elementales normas de convivencia, con los consiguientes perjuicios a la sanidad, la salubridad y la contaminación visual.

Ya lo hemos dicho; esto no es bueno para la sociedad. Forma parte de aquel renombrado concepto y libro de “Las ventanas rotas”, que orientó el trabajo del Comisario Bratton y del Alcalde Giuliani en su exitosa lucha contra las drogas y la delincuencia en Nueva York, y que insiste en que la permisividad de estos hechos de abusos menores, comparativamente, son los que fomentan la percepción ante la población, de que a las autoridades no les importa, mayormente, la entrada de delitos mayores.

El gran problema y el gran error con estas inclusiones sociales que se han pretendido hacer en nuestros países a partir del siglo XXI, es que a su vez se excluyen y desplazan los derechos de quienes legítimamente los han conquistado, tanto a través del ordenamiento legal que les da esos derechos, como del cumplimiento de sus obligaciones y de su contribución con la sociedad.

Hace poco escribí otra denuncia, alertando que “Hoy Montevideo huele a orines, Sr. Presidente”; y es muy desagradable caminar con familiares, amigos o visitantes turistas por estas calles y veredas que, aunque se pongan los mejores esfuerzos para iluminarla y arreglar sus veredas, e invertir cientos de miles de dólares en atraer a los turistas, el espectáculo poco digno de ciudadanos tirados como bolsas de basura en las calles y haciendo sus necesidades tras los contenedores de basura, no ayudan ni a la convivencia digna entre los uruguayos, ni tampoco a la imagen de cordialidad y calidad de vida que pretendemos exportar.

Es difícil para nuestros hijos, nuestra familia, nuestros vecinos, amigos, despedir el año sabiendo que nos vamos a encontrar con otro año de frustraciones, tanto para esos compatriotas, a los cuales les seguimos estirando su miseria, como para quienes, cumpliendo con lo que se nos exige, no vemos resultados.

Quisiera desearles a todos mis compatriotas ¡Muy felices fiestas! Pero por favor, sin que nos siga gobernando el quinto poder: ¡La anarquía!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas