ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Punta del Este


@|Cambian los vientos en Punta del Este, los del clima y de los otros. Ahora los vecinos de la zona vemos azorados cómo un edificio de valor histórico es derribado sin miramientos por un nuevo actor que entra pisando fuerte: Cipriani.

El grupo de origen italiano (ahora no se sabe bien de quiénes son sus capitales) se presentó con un proyecto de dudoso gusto arquitectónico (dos edificios apoyados, uno en horizontal y el otro en vertical, con tal de llenar los metros cuadrados que los señores necesitan) y piensa invertir (de acuerdo a los datos aportados por la prensa) unos US$ 400 M en nuestras playas, con el entusiasta beneplácito del actual Intendente en formato de elecciones.

Naturalmente, la licencia para operar como casino es parte del paquete, si no Cipriani jamás hubiera puesto pié en estas latitudes. Un gran negocio el casino, de esos que permiten que el dinero fluya...

Pero la sesión sin preguntas de un predio histórico a un grupo privado no es lo único que nos ha impactado negativamente en Maldonado; también hemos visto proliferar edificios con alturas y locaciones no permitidos, salvo, claro está, que la Intendencia les haya otorgado excepciones cuyos motivos sólo la Intendencia conoce. El tema es que ahora hay por ejemplo edificios en construcción en la línea de playa (en Manantiales) sin que la DINAMA los haya objetado.

Y hablando de la DINAMA, en estos últimos dos días los vecinos de Montoya hemos tenido que privarnos del sueño por la fiesta gigantesca que están haciendo todas las noches en un parador para miles de personas, ocupando la playa con enormes construcciones metálicas y utilizando máquinas viales adonde no se puede circular con vehículos.

¿Qué hizo la DINAMA con esta invasión a una zona protegida? Nada.
Los vecinos hemos enviado a los inspectores de Ruidos Molestos varias veces (anoche fueron cuatro veces) sin que los organizadores se mosquearan. Claro, con el permiso de la Intendencia en el bolsillo nadie los para.

Y mientras tanto, las calles están llenas de baches, tenemos problemas de inundaciones con las lluvias, no hay presión de agua, los guardavidas se quejan de que están mal pagos, y como si esto fuera poco ya tenemos una ola de robos violentos en La Barra.

Sería bueno que todos los que vivimos en Maldonado recordemos estas injusticias e iniquidades al momento de votar, para no ir perdiendo de a poco la identidad y el valor de este lugar que es el principal motor de la industria del turismo en el Uruguay.

Creo que este es un buen desafío para el nuevo gobierno:¿ podemos generar un país con autoridades comprometidas con una gestión eficiente?

Veremos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas