ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El pueblo también condena


@|Las circunstancias actuales han hecho de la política uruguaya una fuente de inspiración negativa desacostumbrada en el historial del país.

El Dr. Luis Alberto Lacalle supo encabezar desde su visión país, la posibilidad de modificar el monopolio de las empresas públicas. No dispuso del apoyo del líder del partido Colorado, Dr. Julio María Sanguinetti y el innovado Frente Amplio hizo campaña por el “No” a la privatización de las empresas públicas.

El tiempo transcurrido ha modificado el status global de las empresas del Estado y a pesar de monopolizar las vigentes desde el pasado, el Frente Amplio ubicó un vericueto permisivo que modificó la exclusividad histórica de empresas generadas desde el Estado e innovar en nuevas asociaciones, como las PPP; o sea, participación público privado.

Esta nueva fórmula no sienta jurisprudencia sobre las empresas ya constituidas, pero modifica aquella defensa a ultranza del monopolio. Y las empresas satélites nuevas no son fiscalizadas por los tribunales competentes existentes en la nación. A pesar de la hipotética defensa del Estado por el Frente Amplio por el monopolio (considerado control de las empresas de todos los uruguayos ), en Ancap se soltó la cadena y el desbarajuste provocado por Sendic y el Frente Amplio, y todas las negociaciones espurias con los derivados del petróleo y empresas transnacionales demostraron la falsedad en defensa de la buena gestión de control de los monopolios del Estado.

Resultado de estas administraciones novísimas: generación de corrupción investigada por la justicia, pero a pesar de la resolución emergente el pueblo casi en su totalidad ha sabido verificar y condenar (apreciación política) quienes han sido defensores de los bienes de la patria y quienes han sido ofensores de la historia bienaventurada de la República Oriental del Uruguay.

La justicia debe respetarse, pero el espíritu honesto de la nación no habrá de ser modificado por providencia alguna, aún contradiciendo apreciaciones del estado de derecho y la justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º