ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Proyecto de ley con lenguaje inclusivo


@|Hemos leído - con cierto estupor debemos admitir - que el Senado de la República aprobó por unanimidad -con alguna protesta- un proyecto de ley sobre el estatuto del funcionario del servicio exterior que acoge el criterio propuesto por la Sra. Senadora Constanza Moreira, utilizando creemos que por primera vez en nuestra legislación, el lenguaje llamado inclusivo que significa distinguir explícita y gramaticalmente, la diferencia de género. 

La carta la remito con el único propósito de osar alertar a los señores Senadores que, por elementales razones de coherencia, deberían propiciar la modificación del encabezamiento de la casi totalidad de los artículos de nuestro Código Penal, evitando así un maremagnum judicial. Desde que todos ellos, de conformidad con el ilustrado criterio propiciado por la Sra. Senadora Moreira, sólo tipificarían conductas delictivas cometidas exclusivamente por hombres, puesto que la descripción del tipo penal comienza -en todos los casos- con “El que...” y a continuación describe la conducta penalmente reprochable. Es claro que ésta no fue la intención del Dr. Irureta Goyena, redactor del código, ni el criterio de nuestros tribunales. Pero la Sra. Senadora Moreira y el criterio unánime del Senado podrían dar un arma dialéctica explosiva a los Sres. Defensores. 

Ni intentemos imaginar el lío que se harán nuestros estoicos Jueces cuando los abogados defensores de una mujer indagada, formalizada o condenada por un delito, fundamenten en su recurrencia el criterio senaturial unánime que parece ir en vías de convertirse en ley de la Nación. Criterio legal aplicable por analogía y retroactivamente por ser más beneficioso para el género femenino. 

Claro que se puede salir fácilmente de este eventual intríngulis impulsado por la Sra. Senadora: como ya habrán advertido los lectores, en lugar de “El que”, los arts. deberían decir “El o La que”. Y nuestros Jueces respirarían en paz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas