ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Una primera señal

Se equivocó la paloma, en Los Palomares


@| Se equivocó la paloma, en Los Palomares. Porque como dice la canción de Serrat, “se equivocó la paloma, se equivocaba. ” y nosotros permitimos que las palomas malvadas se equivocaran, eligiendo nuestro destino en Los Palomares. ¡Nunca debió haberse permitido que esta vergonzante situación creada en Los Palomares haya tomado esta dimensión y este estado de impunidad degradantes! Pero quizá para todos -ya que el tema estaba montado en irregularidades y abusos unos sobre otros, desde muchos años atrás- este era un fierro caliente que nadie quería tocar. Era más fácil mirar para el costado… hasta que los desbordes reventaran, y con ellos reventara toda la sociedad. 

Debo felicitar con todo mi reconocimiento, el trabajo del sociólogo y director, de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal, por haber comenzado con la recuperación del derecho ciudadano en la zona de Los Palomares, a mostrar la cara y el ejemplo de credibilidad, confianza y autoridad, que desde hace mucho tiempo todos los ciudadanos uruguayos esperábamos de las autoridades, frente al abuso del delito. Hace tiempo, demasiado tiempo, quizá, que esta sociedad uruguaya, esperaba y necesitaba una señal y una respuesta de este tipo. ¡Y para todos!
En la entrevista que le hiciera Emiliano Cotelo en Canal 12, a Leal, el conductor recordó el muy exitoso caso de la ciudad de Medellín, en Colombia, considerada unas de las más peligrosas del mundo, y como, en base a un gran compromiso social asumido fundamentalmente por la propia comunidad, pasó a ser un caso de ejemplo y estudio a nivel mundial. Yo tuve la oportunidad, viviendo en Venezuela y colaborando como dirigente vecinal con la policía Municipal, de asistir en la hermosa Quinta de PDVSA La Estancia, a una demostración especial que nos brindara Alejandro Echeverri, el arquitecto responsable de la planificación urbana de Medellín. Y voy a ofrecerle a Gustavo Leal el power point ilustrativo.
Pero voy a repetir un concepto: el éxito estuvo en que las comunidades se organizaran, creyeran y se “apropiaran”, del concepto y la posibilidad de disfrutar de una mejor calidad de vida, para sus familias, para sus hijos, para su presente y su futuro. ¡Fue magnífica la intervención social en Medellín! Y fue más social, que policial! 

Pero claro; tanto hay que rescatar los sagrados derechos de la comunidad, como el respeto a quien debe ejercer la autoridad. Creo que en este aspecto, en Uruguay hemos fallado bastante, tratando de otorgar demasiados beneficios, sin exigir el debido respeto para una sociedad sacrificada, y permanentemente abusada e irrespetada. Por ello, lo del Gustavo Leal, en nombre de la gobernabilidad social de la nación uruguaya, al fin, ha sido el primero y necesario mensaje y ejemplo de las autoridades, de que ¡en Uruguay no se juega con la dignidad!  

Estas primeras intervenciones en zonas como Los Palomares y seguidas seguramente por otras, como lo aclaró Leal, comenzarán a recordar que, si como afirmara el Intendente Orsi, “Son ellos contra nosotros”, ahora cambiaremos el paradigma y ”Seremos nosotros contra ellos”. ¡Esta sociedad uruguaya ha hecho demasiados esfuerzos de inclusión social para la mayor cantidad de sus ciudadanos! Quien no los quiera reconocer, no tiene derecho a que se le concedan “Derechos Humanos”, pensados para los “Humanos derechos”.  

Felicitaciones pues, a los compatriotas que, junto a Gustavo Leal, han dado esta primera señal que todos los uruguayos esperábamos. Y que estas palomas viajeras que pretendieron aposentarse en Los Palomares que no les corresponden, sepan que no podrán regresar!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º