ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Al Presidente de la República


@| Estimado colega: Tradicionalmente, cuando un paciente se atiende en otra institución, a las cual no está afiliado, la institución prestataria asiste dicha urgencia, mientras que la institución de origen, posteriormente, remunera dicho acto médico.

Para los pacientes no significa costo alguno, al tiempo que los médicos, reciben su compensación, por el ejercicio de su profesión.

Esto siempre fue así, hasta el decreto 211/ 018, que reglamenta la Ley 19535.
En virtud de ello, la atención médica que realiza una institución, a un paciente afiliado a otra institución, tiene como cargo “una tasa moderadora de acuerdo al valor oportunamente autorizado por el Poder Ejecutivo para dicha prestación”.

Si bien esto genera una situación tal que para los pacientes es exactamente igual que antes, o sea no le genera costos, para las empresas médicas, en cambio, significa un beneficio, al no tener que pagar honorarios.

Pero quienes realmente se ven perjudicados son los trabajadores médicos, que pierden un beneficio económico por el estricto ejercicio de su profesión, mientras que por otra parte, deben seguir pagando los mismos impuestos y mismas obligaciones.

Quiere decir que este socialismo tan particular del siglo XXI, beneficia a las empresas médicas, en perjuicio de los trabajadores médicos.

Ahora bien, si vamos a hacer socialismo, deberíamos hacerlo todos por igual.

En este sentido, se debería incluir en la referida Ley, los tratamientos de radioterapia a los enfermos oncológicos, de manera tal que se remuneren dichos tratamientos al precio de una “tasa moderadora ”.

De esta forma, el Fondo Nacional de Recursos, generaría importantes ahorros, los que se podrían destinar a solventar los medicamentos de alto costo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas