ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El Presidente y su incursión político electoral


@|El Señor Presidente de la República Dr. Tabaré Vázquez, en los días postreros del año 2017, descuidó la enorme responsabilidad que le cabe de ejercer la primera magistratura del país para dedicarse a la política electoral participando en un acto de un comité de base del Frente Amplio y efectuando críticas a los partidos de oposición a los que ha calificado de carentes de agenda y de incapaces de constituir una alternativa de gobierno.

A menos de dos años de las elecciones, el Dr. Vázquez, que el 17 del mes de enero próximo cumplirá 78 años, aprecia, imaginamos que con cierta desazón, que el futuro electoral del Frente Amplio no es promisorio, que el colchón de retazos ideológicos que el mismo constituye, se empezó a deshilachar, que no ha podido cumplir con los compromisos que asumió con la ciudadanía, que son muchos los resentidos por el aumento de impuestos y tarifas así como por los reiterados casos de corrupción que se han ido denunciando, entre los que se destacan los imputados a Ancap y a ASSE.

Por otra parte, en nuestra región, han comenzado a soplar, con fuerza, vientos que no le son favorables a los preceptos del Frente Amplio por lo que, en su análisis, no debe estar ausente lo acontecido en países como Argentina y Chile donde los autodenominados partidos progresistas y populistas han fracasado y han sido reemplazados por gobiernos de centro derecha. El viejo aforismo que expresa “cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”, es probable que sea tomado en cuenta por el Dr. Vázquez en la incursión política electoral que ha empezado a realizar en violación flagrante de lo establecido en el art. 77 inc.5º de la Constitución.

La oposición, no tiene la culpa del deterioro del Frente Amplio que detenta la mayoría absoluta en ambas cámaras. O acaso, ¿se le puede endilgar responsabilidad por los desastres causados en Ancap, bajo la batuta del ex Vicepresidente Raúl Sendic o de la caótica ASSE, donde varios jerarcas se contrataban a sí mismos? ¿Es responsable la oposición por los 60.000 nuevos funcionarios públicos que han sido designados por el Frente Amplio desde el año 2005 y cuyos emolumentos se satisfacen con impuestos y tarifas de los servicios públicos que pagamos todos y que han sido aumentados a pesar de lo prometido por el Señor Presidente de la República? ¿Es culpable, la oposición, por el aumento de la deuda pública y por proyectos inviables que han costado cientos de millones de dólares? ¿Por qué el Presidente Vázquez no hace referencia a iniciativas como las del puerto de aguas profundas de Rocha que implicó gastos millonarios que se fueron por la alcantarilla y que el mismo ordenó encajonar? ¿Por qué no nos explica como se hizo andar, con enormes gastos, el proyecto de la regasificadora cuando no se tenía asegurada la venta del excedente de ese fluido? ¿Por qué no justifica el rechazo de su gobierno al tratado de libre comercio con Estados Unidos con el cual se habrían ahorrado cientos de millones de dólares por la exoneración que hubiera implicado de los impuestos que ese país le impone a los productos uruguayos que importa? ¿Por qué no explica que el costo de la ley “Murro”, de los cincuentones, va a absorber la mayor parte de la eventual inversión de los finlandeses en UPM 2? Y sobre todo ¿por qué no le informa a la población sobre el estado actual de la educación pública que, según análisis de prestigiosos especialistas, incluso de algunos de su propio partido que iban a cambiar el ADN de la educación, ha tenido un significativo retroceso desde el año 2005 a la fecha?

Los dos principales partidos de la oposición, el Partido Colorado y el Partido Nacional son una clara alternativa de un gobierno eficiente y tienen perfectamente definidas sus respectivas agendas para administrar con responsabilidad los dineros del Estado. En lo que refiere a mi partido, el Partido Colorado aprobó el programa de gobierno que fue remitido a la Corte Electoral por el período 2015-2020, titulado “Compromiso de Cambio. El Uruguay del Futuro” donde, se indican rumbos a seguir que, si hubieran sido considerados por el Frente Amplio, podían haberle permitido evitar algunos de los gruesos errores que hemos mencionado anteriormente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas