ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Precios abusivos


@|Desde que se desató la epidemia de coronavirus en Uruguay, el gobierno ha actuado tomando medidas en forma muy correcta y con agilidad en casi todos los órdenes.

Por suerte tenemos un nuevo gobierno y nuestro Presidente con gran liderazgo que con la ayuda de todo su equipo de gobierno se pusieron al frente del grave problema, se hicieron cargo de la responsabilidad y aplaudimos su actitud y gestión y todos tenemos que contribuir.

Sólo vemos algo en lo que el gobierno aún no ha actuado con la energía necesaria y me refiero a los aumentos de precios de algunos alimentos, artículos de limpieza y productos farmacéuticos.

En los supermercados y farmacias los aumentos de precios en el último mes han sido exagerados, diría que de usura.

De hecho, algunas cadenas ya ni siquiera sacan los mailing con ofertas, porque saben que venden igual a cualquier precio; ante la necesidad de la gente que se queda en la casa, que cocina y limpia más que habitualmente.
No quiero mencionar casos concretos para no hablar de marcas, pero podríamos tomar un solo ejemplo de un producto básico como es el agua mineral. El precio en algo más de un mes aumentó del orden de 30%. Y este nivel de aumentos ocurrió en muchos artículos.

Menciono ese ejemplo porque algunos han argumentado que el problema no fue aprovecharse de la situación, sino que el aumento del dólar se trasladó a los precios.

Seguramente en los artículos importados eso sea parcialmente cierto, pero en un caso como el agua mineral la incidencia del dólar no es tan alta, salvo la materia prima para el envase y lo mismo ocurre con muchos productos de industria nacional.

En las farmacias, los tapabocas, el alcohol en gel y muchos medicamentos aumentaron en forma vergonzosa, muchísimo más que el dólar.
No puede ser que se especule de esa manera aprovechándose de la necesidad de la población.

Pienso que ese sector de la actividad privada que por atender necesidades básicas continúa trabajando y vendiendo como en los mejores tiempos, no ha dado ayuda a la gente. Y no se trata de ponerles impuestos como reclaman algunos equivocadamente, sino que podrían colaborar con precios razonables; y tanto proveedores como el retail en lugar de subir, deberían bajar esos artículos necesarios ante la calamidad que estamos pasando.

El gobierno debe corregir eso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas