ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Plan Estratégico de UTE


@|La UTE en estos días está haciendo un “Llamado Público Abierto Nº 919007 – Becarios en Ingeniería Eléctrica o Industrial Mecánica o en Producción”. En la página web se informa sobre las bases en general y se detallan distintas consideraciones a tener en cuenta. Básicamente se llama a estudiantes de las carreras mencionas que cumplan ciertas condiciones. Es una muy buena oportunidad para que futuros ingenieros tengan una experiencia laboral y complementen su formación participando en una gran empresa energética. El contrato ofrecido es por un plazo de 18 meses, en jornadas de 6 horas de lunes a viernes y el sueldo nominal será de 4 BPC, equivalentes a $ 16.616 quedando en forma líquida una retribución de $ 13.355.

Resulta increíble comprobar que dentro del plan estratégico de la UTE se proponga estimular a que nuestros jóvenes cursen estas carreras con propuestas laborales de 6 horas diarias, lo que les limita las posibilidades de seguir cursando con normalidad, y una retribución a la que si se le resta las gastos para concurrir a trabajar queda en unos $ 10.000 por mes.

La jornada laboral de estos becarios, futuros ingenieros que el país, y en especial la UTE, tanto necesita, debería ser de 4 horas, permitiéndoles así continuar regularmente con sus estudios, y la remuneración debería ser mas acorde con la calificación requerida. Esta propuesta de UTE en lugar de promover y contribuir a que el país tenga más ingenieros lo que hace es obstaculizar la carrera de los estudiantes que sean elegidos, ya que con jornadas de 6 horas no podrán seguir con normalidad sus estudios. Y muchos verán que el sacrificio de cursar carreras que requieren una dedicación especial no es debidamente valorado. Limpiando vidrios en cualquier esquina se gana más de $ 10.000 por mes. Luego escuchamos propuestas de cambiar la matriz productiva, de cuanto se invertirá en investigación e innovación, de lo importante que resulta que nuestros jóvenes estudien. Propuestas como éstas hacen que nuestros futuros ingenieros tengan como meta emigrar, trabajar en lugares donde se los valora y estimula. Lo peor de todo es que esta actitud debe ser la punta del iceberg, donde queda claro que el resultado positivo de nuestras empresas públicas se explica por la aplicación de tarifas que aseguran ganancia.

Es así como comprobamos porqué pagamos la energía y los servicios públicos más caros de la región y de gran parte del mundo.

El resto del planeta vive en el siglo XXI, nosotros aún no nos decidimos a ingresar, seguimos con una mentalidad e ideología imperante que nos tiene estancados.

Cada día cuesta más ser optimista y no pensar en la opción del pasaporte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas