ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Petistas arrepiéntanse


@|Ud. y yo sabemos cuál es el camino de la salvación, el arrepentimiento.
Ud. y yo sabemos que no hay cómo corregir nuestros errores si no los reconocemos. 

Ud. y yo sabemos de eso, el PT y las izquierdas no! 

El PT en particular y las izquierdas en general sufrieron una estruendosa derrota, en este primer turno de las elecciones exactamente porque nunca admitieron sus fallas, nunca se arrepintieron de sus pecados.
Por eso Bolsonaro, un candidato rudo casi agreste, por poco no alcanzó el porcentaje como para ser electo presidente ya en este domingo. 

Las izquierdas no comprendieron lo que está sucediendo en el Brasil. 

En primer lugar porque se pasaron cuatro años atacando el lava-jato, lo que es muy, muy obtuso. El lava-jato fue lo mejor que ocurrió en América Latina desde la absolución de la esclavitud, en fines del siglo 19. 

Por primera vez en la historia de este pedazo de América, las Instituciones están siendo mayores que el Populismo y que del poder del dinero. Las izquierdas en cambio atacan el lava-jato, a los jueces, a los fiscales, a los Agentes de la Policía Federal y al Ministerio Público, como si fuese posible que todas esas instituciones se hubieran unido en una conspiración orgánica para desmoralizar a sus líderes pretenciosamente iluminados en especial Lula. 

En segundo lugar el PT no entendió las razones del crecimiento de Bolsonaro. 

Las razones no están fuera del partido, están dentro de él. Si cualquier petista quisiera descubrir porqué Bolsonaro hizo esta elección gigantesca sin tener partido, sin hacer campaña en las calles, sin tener siquiera tiempo de campaña en la televisión, basta con leer su propio programa de gobierno de su coalición, lo siguiente: “Cada día que pasa va apareciendo el objetivo de la coalición golpista: invertir en las políticas que valorizaron los gobiernos de Lula y Dilma, el Trabajo en frente al Capital, la Nación delante del Imperio, las Mayorías y Minorías oprimidas y discriminadas delante de una elite blanca, misógina y racista, autoritaria y excluyente”. 

¿Quién será esa elite blanca, misógina y racista, autoritaria y excluyente de la cual un eventual gobierno petista se volverá enemigo?
Yo, por ejemplo, soy blanco, es cierto que no pertenezco a la elite económica, pero puedo ser encuadrado en la elite intelectual; ¿el gobierno del PT se volvería mi enemigo? ¿Debo temer algo? Los empresarios... ciertamente deben temer.... Pero Ricardo Semler que escribió todos esos artículos a favor del PT, ¿el también estaría bajo amenazas? ¿Los empresarios petistas también estarán a salvo? ¿Será que si el PT vence, debemos todos nosotros blancos, firmar ficha por el partido PT?, qué miedo. 

Y esto, y esta división del Brasil entre el pueblo y los antipueblo, y esta acción atrasada de lucha de clases (trabajo vs capital) que hizo que un político al menos discutido, como Bolsonaro, almacenase toda esa cantidad espantosa de votos, ¿en primer turno? 

Bolsonaro surgió como la némesis del PT. Fue así que no identificó el elector que no acepta más un Brasil dividido que ruega por la limpieza que está haciendo el lava-jato. 

El PT, las izquierdas, podrían haberse evitado esto hace mucho tiempo si reconociesen los errores cometidos en los gobiernos de Lula y Dilma y si quisieran comprender los defectos graves de cómo rotula a la sociedad brasileña. 

Pero no, jamás hubo una autocrítica, jamás hubo un acto de constricción; aún hay tiempo, el segundo turno viene llegando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º