ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Percepción amplificada


@| En ocasiones, uno escucha la radio mientras desarrolla otra tarea sin estar muy concentrado. Sabemos que alguien está siendo entrevistado. De repente se oye alguna frase que queda bollando en la mente, la repetimos para nuestros adentros y nos preguntamos ¿pero… quien dijo eso? ¿Qué quiso decir?

Es el caso del director de la Guardia Republicana quien declaró en un espacio radial que en general se tiene una percepción amplificada de la inseguridad. Esa amplificación —dijo— deriva de la información. Dicho de otra manera, la información sería responsable del aumento de esa percepción.

Esa frase que pretende ser sofisticada es una variante eufemística de aquella que el oficialismo manejó por un tiempo culpando a los informativos del sentimiento de inseguridad de la gente. O aquella otra de “la sensación térmica”.

Según ese juicio se desprende que para que la percepción sea la adecuada, la gente tendría que estar menos informada. Ignorar lo que está pasando.

Es más que una perogrullada, es una frase que puede ser de recibo por una mente irracional o para un incondicional de las actuales autoridades.

Es clarísimo, si en mi caso no hubiera atendido el teléfono no me habría informado que habían baleado a un hijo o que habían asaltado al otro. Si estuviera inconsciente por un período de tiempo seguramente no tendría tenido acceso a información alguna y obviamente la percepción sería nula.

Si salgo a la calle y todos los días me entero que “se la dieron a algún vecino” ¿cuál puede ser es la percepción resultante? ¿Acaso hay unidades de medida para la percepción?

Dejamos nuestra tarea para prestarle más atención al reportaje y el susodicho va más allá intentando profundizar en su análisis nos habla de acceso a la información por zonas, relacionando esa percepción por la facilidad que tendrían quienes viven en barrios tranquilos de informarse sobre la problemáticas de zonas rojas donde sí se justificaría una sensación de mayor inseguridad. A esta altura me pregunto si habrá una estadística de las interjecciones de asombro, según el barrio en que viven las personas.

Es un razonamiento para tiempos pretéritos. Para aquellos tiempos de auge de los radioaficionados. Hoy día existen “las redes sociales”. En todos lados se enteran de todo. No hay barrio más informado que otro.

Me remito a las palabras del jefe de policía Layera quien advirtió que si el Estado no logra frenar la espiral ascendente de violencia y la marginalidad puede acabar en un escenario como el que afrontan actualmente El Salvador o Guatemala.

Seguramente él también, debido a su información tiene una percepción superlativa. O tal vez con sus palabras, —según el razonamiento del entrevistado de marras— contribuya a crear ese tipo de percepción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas