ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Un par de millones


@|Es lamentable que un país como el nuestro tenga gente en la pobreza, con trabajos mal remunerados, en negro aún, con problemas económicos, con futuros inciertos, etc. 

Muchos tienen en sus hogares dos o más autos, pero muchos más son los que les cuesta, o no llegan a fin de mes... 

Sigue habiendo gente durmiendo en las calles, muchos deben atenderse en viejos hospitales y muchos más los que mandan a sus hijos a escuelas públicas, en las que ya el problema no es que no pasen de año o no logren aprender nada, o falten los maestros, sino que, más aún, deben convivir con humedades, techos y ventanas rotas, etc. 

Los barrios alejados del centro y de la cotizada rambla montevideana siguen en el mismo estado calamitoso que hace años, basta con recorrer Maroñas, Piedras Blancas, Manga, como ejemplo, para darse cuenta que de gobiernos comunistas, cooperativistas, igualitarios, etc., nada han hecho para cambiarlos... 

Cuando se habla de estudios estadísticos, no se miente, sino que se oculta información, por ende los datos hay que tomarlos con pinzas... Son los mismos, el mismo grupo socioeconómico el que compra más autos, los que viajan a Disney, que cuando llega el verano están en Punta, en turismo en Brasil y luego comprando en los shoppings. 

El consumo, la venta de autos, los viajes al exterior, etc., pueden aumentar, pero lo que se oculta en esas estadísticas es quiénes son los consumidores...
La plata y por ende el consumo, no se distribuye en forma igualitaria, la brecha es mayor de la que imaginamos. 

Lo lamentable de todo esto es que no logro entender cómo un país como el nuestro, con ganado de primera, con turismo de primera (véase inversiones de Trump, Conrad, etc.), con inversiones de grandes papeleras desde países del primer mundo tan lejanos, con producción diversa, hortifrutícola, arroz y granos, con posibilidad de puertos estratégicos y de “aguas profundas”, con salida al mar y posibilidad de uso de recursos pesqueros, con energía hidroeléctrica que nos sobra, con parques eólicos, con gente capacitada en todos los rubros y profesiones, etc, no logra darle un buen status socioeconómico a su insignificante población que ni siquiera supera a una ciudad de nuestros alrededores, como Brasilia, Fortaleza, Porto Alegre o Curitiba. 

Es lamentable que no se pueda vivir bien, que siga habiendo gente que piense en emigrar, que los productos nacionales lleguen tan caros a los hogares... 

¿Se imaginan si tuviéramos una población mayor?, ¿qué sería de nosotros con por ejemplo cinco, seis o siete millones de habitantes? 

¡Qué lamentable que un paisito con tantos recursos no logre darle un buen pasar a tres o cuatro millones de personas!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas