ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Pandemia y desigualdad


@|Estamos, según los científicos, a un paso de llegar a una situación sanitaria que fue impensada cuando recién ingresó a nuestro país el coronavirus.

No faltó información, no faltaron conferencias del gobierno, científicos y médicos para explicar las precauciones a tomar en cuanto al cuidado sanitario.

No aglomeraciones, cuidados personales y colectivos en cuanto a la higiene, uso responsable del tapabocas y alcohol en gel.

Por todos los medios (TV, prensa escrita, gobierno) se informó.

Ahora, por la inconsciencia de jóvenes, y no tan jóvenes, que hacen fiestas, provocan aglomeraciones y manifiestan su rebeldía en contra de las normas, hemos llegado a este punto límite.

Los médicos están advirtiendo lo que pasaría si se saturan los CTI, llegando a situaciones de elegir quién vive y quién no, según las posibilidades individuales de recuperación.

No imaginan por un momento lo terrible que debe ser morir solo, sin un brazo de un familiar; no imaginan el trabajo y sacrificio del personal de la salud todo, incluidos los auxiliares de limpieza. No imaginan la cantidad de gente que por esta pandemia depende de un plato de comida; de la gran informalidad que hay.

Es tiempo de tomar otras medidas, es tiempo de llevar a esta gente, que provoca, agrede a la policía y desafía los protocolos establecidos a cumplir tareas comunitarias, limpiando en un hospital, o donde sea. O aplicarles multas que las paguen los padres.

Sólo así se darán cuenta de que la irresponsabilidad se paga.

Hay una población desprotegida, vulnerable padeciendo estas irresponsabilidades.

Una familia tiene que comer, pagar luz, agua, gas, teléfono, etc. y muchas cosas elementales para cualquier ser humano, que no se arregla con una canasta. Solo quien padece esa situación, sabe de lo que hablo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas