ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

País envejecido


@|Es verdad que en todo el mundo la población de los países va envejeciendo, pero además de las causas en común, como lo es la mayor expectativa de vida, hay otras variables que aquí en nuestro país se podrían modificar para bien de la sociedad, del futuro, del progreso. 

El futuro se sabe son los jóvenes, los niños de hoy, que con estudios, con trabajo, serán los que muevan el país, los que vayan poniendo fuerza laboral actualizada a los tiempos de hoy y del mañana. 

Por más que se alargue la vida laboral de los mayores, estos, día a día, van quedando rezagados en conocimientos, en uso de las constantes nuevas tecnologías y formas y sistemas de trabajo. La carrera tan veloz de los nuevos conocimientos los van dejando de lado. 

Sin una masa laboral joven el país va camino a la ruina, a la larga, sencillamente como ejemplo, el sistema previsional se encierra en un embudo, en donde no muy lejos un activo tendría que aportar de su salario para solventar la jubilación de dos, tres o cuatro pasivos. 

Corregir esta ecuación no es tan simple, sobre todo en estos países que dependen tanto de los grandes y de los vecinos para mantener su economía.
Ahora bien, cómo querer condicionar a la gente joven a formar familias, compromisos, hijos, etc., si saben que ni siquiera se pueden independizar tranquilamente por los altos costos que ello conlleva. 

Desde los precios de los alquileres, sin una relación lógica con los salarios, de los precios de la vestimenta, alimentación, viáticos, enseñanza, etc., nada ayuda a una economía de familia y menos de pensar en hijos. 

Sabemos que hay muchos factores, pero los mencionados ayudan en gran forma a que la decisión se vuelque a favor de la individualidad eterna.
En fin, con esta ecuación social lo único que lograremos es que en el mañana cercano estemos rodeados de una clase baja, sin estudios, con mayor inseguridad, con menor nivel educativo en general, dado que los nacimientos se seguirán dando en abundancia en los contextos pobres y bajos, en donde se procrea sin hacer estos sencillos cálculos de manutención familiar. 

Podremos tener una sociedad similar en términos demográficos a otros países, pero somos todos distintos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º