ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Un pacto por la LUC


@|Nuestro país no se merece lo que en materia política viene pasando…

Ya hace varios meses que la LUC, cuyo contenido muy pocos conocen, parecería ser el único tema que a los uruguayos nos quita el sueño…

No hay espacio de televisión, radio o prensa que desde las distintas tiendas no se hable de la LUC…

Y lo más curioso es que todavía no está la confirmación de la cantidad de firmas habilitantes, aunque pueda presumirse que el número mínimo habrá de alcanzarse de manera sobrada. Por otra parte, tampoco se tiene claro cuándo será la fecha del plebiscito, que se comenta podría ser en el mes de marzo o en abril.

Uno se pregunta, ya hace meses que el tema de la ley es el predominante. Y que parecería el único. Todavía nos falta bastante para que llegue el verano y el plebiscito se realizaría recién en los primeros meses del otoño. ¿No tiene el país temas importantes a tratar, que puede darse el lujo de que los dos bandos en pugna, uno a favor de la ley y el otro en contra, dediquen horas y horas de su tiempo para intentar convencer a los ciudadanos qué es lo que deberían votar?

Por otra parte, ¿alguien duda de que un porcentaje muy cercano al 90% votará en función a su simpatía o antipatía política hacia el gobierno y tan solo el porcentaje restante podrá votar de manera distinta a lo que son sus afinidades partidarias?

Pero además de todo, ¿alguien cree con sentido común que la LUC ha generado una situación de caos en alguna materia? ¿Alguien piensa que la derogación de los 135 artículos generarán efectos maravillosos para el país o, por el contrario, nos hundiremos por lo que su contenido habrá de generarnos?

Todas estas interrogantes se resumen en una pulseada de los dos bandos políticos pensando en los efectos que el mantenimiento de la norma o la derogación de sus artículos implicarán, como señal de lo que podrá acontecer con las elecciones nacionales que se celebrarán dentro de tres años.

Se podrá o no estar de acuerdo con las apreciaciones que anteceden. Pero lo que seguramente todos compartirán, es que el tiempo que el sistema político le está dedicando a este acto plebiscitario es más que excesivo y el mismo se le resta a los múltiples temas que el país debe atender en pos de mejorar el bienestar de todos los uruguayos.

Señores políticos, por favor... Esto no se trata de una nueva elección en la mitad del camino. Los uruguayos merecemos que se dediquen con absoluta prioridad a las responsabilidades que, por elección o por designación, se les ha confiado.

¡Qué felices seríamos todos si pudiéramos estar libres durante un tiempo de este insano intercambio mediático de un lado y otro, con argumentos que cada uno adorna a su gusto intentando mostrar la sinrazón o desacreditar al que está en la vereda de enfrente!

En la historia del país han existido trascendentes pactos realizados en aras de la paz…

¿Por qué no un pacto político distinto que lleve a bajar las armas argumentales en el presente para volver a empuñarlas recién cuando estemos a 60 días antes del acto plebiscitario?

Con ese tiempo no se coartan, de forma alguna, los plazos para exponer bondades y defectos de las normas que se pretenden mantener o derogar.

El país y los uruguayos, lo agradeceríamos… Y mucho…

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas