ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Omisiones de la IMM


@|Recientemente y en ocasión de la visita a la Expo Prado, me trasladé con mi Sra. y nietos a este barrio, una de las tantas joyas arquitectónicas con la que cuenta la ciudad de Montevideo. Hacía mucho tiempo que no iba, barrio que conozco desde mi adolescencia ya que concurrí al viejo liceo Bauzá y luego a su posterior edificio en la calle Lucas Obes. 

Ubicado mi auto a varias cuadras de la Rural del Prado, caminamos por la calle 19 de Abril y más allá de volver a admirar las casonas con sus jardines, no pude evitar sentir cierta tristeza al observar el deterioro de las veredas, no solamente fruto del paso de los años, sino también la acción mantenida del crecimiento de las raíces de los longevos plátanos. Ello hace que caminar sea una tarea que implica necesariamente cuidar los pasos que uno da para evitar tropezar y caer. 

No tuvimos oportunidad de extender nuestro paseo por otras áreas circundantes a la Expo Prado, pero también constatamos el olvido y el desinterés en la pequeña área de juegos lindante al Arroyo Miguelete. Ni que hablar de la fuente frente al Hotel del Prado, motivo de constantes quejas. 

Y no por menos importante señalo las estructuras que se encuentran dispuestas en las paradas de ómnibus. Un país cuya estrategia sigue siendo fomentar el turismo, no puede permitirse disponer de algo que cumple meramente el rol de evitar, parcialmente, mojarse en un día de lluvia y protegerse del sol. La ausencia de un adecuado listado de los ómnibus con sus recorridos en la mayoría de las paradas, así como el vandalismo que aqueja a estas estructuras, merecería crear inquietud en las autoridades de la IMM. 

Muchos funcionarios del Estado y en especial de la IMM viajan en misiones comerciales al exterior y pueden constatar que los paseos turísticos por barrios son parte del atractivo de la ciudad, y fuente de ingresos.
El Prado nunca ha sido considerado como una opción y tanto su riqueza arquitectónica como los espacios verdes con que cuenta, amerita que sea merecedor de un circuito turístico. Claro que para ello hay mucho por hacer aún.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º