ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

¡Ojo piojo!


@|Miremos para adentro y preguntemos: ¿están prontos para gobernar?...
Carecemos de grandes caudillos, sin duda, pero ello no es obstáculo cuando quienes pretenden serlo se unen en una vanguardia común. ¿Existe? Cuya participación es por capacidad y no por color o amiguismo ya que el abismo está bajo nuestros pies.

Habiendo partidos con personas motivadas en la política, ¿hay líneas claras que expresen propuestas de manera concisa?

La vida nacional ha sido conmocionada con giros y actitudes muy reñidas con la Constitución. Un malón dueño de los votos montó sobre lo logrado por el pueblo y arrasó sin más, con lo que no le convenía, sin mirar costos ni resultados. No hubo valores que los detuviese, ni las consultas constitucionales.

Así se cambió la historia nacional, la sociedad en sus raíces constitutivas, la Justicia, la enseñanza, la salud, el trabajo, el conocimiento e instrucción. Creando el desprecio al conocimiento, al trabajo, a la gente y sus valores más sagrados.

Ellos ignoran responder interrogantes, o, con el agregado “lo estamos estudiando” o “lo vamos a estudiar” como en el truco, “sí”, pero, “quiero”, no existe. Complementando con el desprecio, el escrache que culminó en la Suprema Corte de Justicia. Sumado a soltarle la piola y alentar un sindicalismo que superó al inventor.

Hay que reconocer las falencias y arbitrariedades que los llevaron al poder, aprender de errores para no repetirlos.

Por tanto, al acceder al poder, hay que preguntarse, ¿cómo se enfrentará al tropel? Tengamos en cuenta que no respetan a nadie. Y, sin mayorías parlamentarias, ¿qué va a pasar gobernando sin ellas y con un panorama como el descrito, con quienes no les interesa el país, la patria, nada, solo ser ellos y volver al caos? ¿Al pueblo exhausto se le puede pedir que espere?
Por lo tanto lo del título, si no hay propuestas muy claras, escuetas que muestren que hay luz próxima respondiendo a los urgentes pedidos. Atacando los puntos cruciales con valor, sin mirar los votos sino el pueblo que confió, entonces si habrá confianza. No puede haber metidas de pata ni manos en la lata.

Sin propuestas contundentes, orden, conocimiento y gente capaz, no hay posibilidades de llegar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas