ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El nuevo "caballero de la derecha"


@| El Sr. Mujica niega su participación y aduce, que de tener un aliado con tanto dinero, lo utilizaría para promocionar su propia campaña.

No le creo, porque el mayor problema que hoy tiene el FA, es su inminente riesgo de perder el poder y no la falta de capital para financiar su partido.

Él sabe que su principal debilidad, es la imposibilidad de mostrar los logros en los temas más importantes para los ciudadanos, como ser la seguridad, educación, trabajo y economía. Es que la gente sufre los fracasos y ya no les cree.

Fiel a su conocida máxima, de que “el fin justifica los medios” (y por lo tanto, desconoce todos los principios y valores), vuelve a recurrir a su más clásica metodología, o sea, desprestigiar a la oposición.

Toda su trayectoria está teñida de eventos que lo confirman, desde tomar las armas para matar una Democracia, intentar que lo político esté por encima de lo jurídico, crear remates truchos e incluso, intercambiar presos por un puñado de naranjas, sólo por mencionar algunos.

Por lo tanto, recurrir a un nuevo “caballero de la derecha” para lograr su objetivo, no parece nada extraño en su proceder. Para ello, acuerda (vaya uno a saber qué), con un improvisado candidato que introduce como un “Caballo de Troya”, justamente en filas de su mayor adversario para las próximas elecciones.

Su objetivo es claro, lograr que éste haga visualizar todo lo más criticable de la política, pero dentro de las filas opositoras.

Esto va desde:
- la supuesta compra de votos, lo cual fue justamente denunciado y resaltado por el propio Sr. Mujica, que se encargó de invitar a sus correligionarios a “currarlo bien currado” y “estafarlo” (ambas actitudes muy acorde a su moral),
- pasando por ofertas descaradamente demagógicas y poco creíbles,
- para llegar en ésta última etapa, a tomar una actitud de víctima de un complot por parte de los demás candidatos del partido, a los efectos de provocar un ambiente de discordia interna, con el propósito de crear desconfianza en el votante.

Sabe que Sr. Mujica, creo que esta vez se equivoca, su plan es muy burdo y la gente, no es tan idiota como usted piensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas