ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Nueva legislatura

 
@|En cumplimiento del mandato constitucional, el 15 de febrero asumieron los nuevos legisladores, quienes resultaron electos en las pasadas elecciones nacionales del mes de octubre. Prestaron su juramento entonces quienes habrán de integrar el Poder Legislativo del Estado, y por cinco años tendrán la responsabilidad no solo de dictar leyes, sino de ejercer la función de contralor de las políticas públicas que lleve adelante el Poder Ejecutivo.

En el equilibrio democrático y republicano, la función legislativa -desarrollada a cabalidad y de acuerdo con las normas constitucionales que rigen el funcionamiento del Estado de Derecho- tiene una enorme importancia, ya que un Parlamento complaciente, no resulta garantía para quienes habitamos este suelo.

Porque a la vez de necesitar contar con técnicos idóneos en materia legislativa, que cuiden el respeto a los principios que rigen a nuestra República desde nuestra Carta Magna, el correcto funcionamiento del Estado requiere, de legisladores que controlen y sirvan de contrapeso al Poder Ejecutivo para beneficio del interés general.

Esta legislatura, recién juramentada tiene una particularidad histórica, pues termino con el tripartidismo de las colectividades políticas predominantes hasta el momento. Pero además, puso fin a las mayorías absolutas que el Frente Amplio detento en las dos Cámaras en los últimos tres periodos de gobierno.

Esta circunstancia ha sido muy celebrada por la coalición multicolor que logro impedir un cuarto gobierno de dicha fuerza política, ya que como oposición supo soportar la aplanadora de esa mayoría absoluta, que lejos de cumplir con su función de contralor, impidió en muchos casos, la conformación de muchas comisiones investigadoras, en desmedro de los intereses de la ciudadanía.

El cuerpo electoral se expresó libérrimamente en las pasadas elecciones y en el balotaje, para terminar con esas mayorías absolutas en las dos Cámaras del Poder Legislativo y por otro lado, al cerrarle el paso al aglomerado de partidos de izquierda, le impidió la oportunidad de mantenerse en el Poder Ejecutivo.

Con todo el aparato estatal puesto al servicio de la formula frentista, la mayoría opto por la formula Lacalle Pou-Argimón apoyada por una coalición de partidos políticos que integran el Partido Nacional, el Partido Colorado, Cabildo Abierto y el Partido Independiente y tiene cifradas esperanzas en que sea un muy buen gobierno para beneficio del país en su conjunto.

Es que los pasados quince años ya resultaron mas que suficientes para demostrar que no lograron cumplir sus promesas. No alcanzaron a dejarnos un país de primera como prometieron, ni menos un país productivo.
Fueron quince años desaprovechados en su mayoría, y la ciudadanía no se los perdono.

La responsabilidad se encuentra ahora en los legisladores que asumieron la Cuadragésima novena legislatura y en las autoridades que asumirán el 1° de Marzo próximo.

Enorme tarea les espera para lidiar con la pesada herencia recibida y cumplir con el programa consensuado entre los socios de la coalición multicolor que resultó vencedora.

Materias tan urgentes como la seguridad pública, la economía, y la educación pública tendrán que ser prioritarias, sin olvidar políticas que logren restaurar la fractura social que padece nuestro país y la necesidad de lograr una verdadera inclusión social promoviendo el empleo y la superación por el esfuerzo.

Que la transición en nuestro país sea un ejemplo de cristalinidad y tolerancia. ¡Viva la Democracia y viva el Uruguay!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas