ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Nuestra selección

Ilusiona, historia y presente


@| No es casualidad que el fútbol Uruguayo tenga un posicionamiento a nivel mundial en primerísimos planos, resultado de su fecunda historia y presente permanente de revalorización.  

Sus futbolistas en la historia supieron arraigar un estilo de vida de total inclusión entre todas las clases sociales. Los futbolistas precursores, y hablamos de la década del 20 del pasado siglo, o sea casi una centuria, asumieron sobre su espíritu la conformación de país a partir de héroes de la patria y clase política dedicada a la integración de un estado de bienestar de la población en su conjunto, sin ninguna precarización y a partir del esfuerzo de la familia, apoyado por una educación inclusiva. Las estrellas uruguayas en el mundo futbolístico de principios de siglo 20 eran personas de clases bajas o media bajas, pero poseedoras de un espíritu inigualable en defensa de su patria. Tan así acontecía que evolucionaba Uruguay con su fútbol en el concierto americano y mundial, y pasamos a citar el acontecimiento mayor de la historia del fútbol, la coronación de Uruguay como Campeón Mundial en 1950, denominado el Maracanazo; donde la celeste supo en un campo de juego, plagado de dificultades y perdiendo parcialmente 1 a 0, con 200 mil hinchas en las tribunas contra unos pocos uruguayos valientes e (once leones celestes) inolvidables.

Nuestros campeones mundiales admirados por el mundo entero, a su retorno necesitaron en muchos casos un trabajo afín, que les permitiera seguir desarrollando su actividad deportiva, y el gobierno Uruguayo los apoyó. Fue para que Uruguay (sus futbolistas) laureados en las Olimpiadas de 24 y 28, demostrando su gran capacidad, pudieran convalidarlo en el primer mundial a disputarse en nuestro país. Desde la A.U .F. y el estado hubo de construirse en tiempo récord de 6 meses el Estadio Centenario factótum fundamental para que nuestros héroes deportivos se coronaran campeones mundiales.  

O sea, la historia consolidó a nuestra enseña patria, representada por los cracks pero apoyados desde la política asociacionista y gobierno país. Esa mancomunión se mantiene históricamente ya que los deportistas uruguayos de todas las épocas y de la actualidad, siguen siendo fieles exponentes de hijos de la patria que brindan lo que su espíritu les demanda, acrecentado por un amor, que se ha contagiado entre la población de todas las épocas y que infiere a pesar de las dificultades demográficas existentes, la ilusión de lograr objetivos que plasmen una actuación brillante en el Campeonato Mundial de Rusia.  

No cabe duda alguna que la selección actual posee la calidad suficiente para ir de a poco demandando en Rusia, nuevas instancias que nos aproximen a excelente posicionamiento. Ojalá colmado lo mas alto posible de las manos del Maestro. El alma uruguaya voló desde Carrasco en un avión de 3.500.000 asientos virtuales, rumbo a lo que nos acostumbran brindar los hidalgos, humildes pero valientes deportistas uruguayos, que son capaces de asombrar al universo entero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas