ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Están muy nerviosos


@| Faltan pocos días para las elecciones nacionales y la murga gobernante está muy nerviosa. Después de quince años mintiéndole al pueblo, se dan cuenta que los hechos demuestran todo lo contrario a lo que supuestamente harían. A pesar de eso siguen pensando que la gente es tonta y le siguen prometiendo las mismas cosas que prometieron en 2004 y que no cumplieron. A tal punto es el nerviosismo que parte del gabinete ministerial ha sido enviado a recorrer el país para convencer y recuperar el voto de los desencantados. En lugar de eso deberían estar cumpliendo con su tarea pues están haciendo campaña electoral en horario laborable y recibiendo un sueldo y viáticos para una tarea que no les compete. Si quieren hacer campaña, deberían renunciar. El candidato Martínez hace sus recorridas acompañado por integrantes de la custodia presidencial. El no es integrante del gobierno por lo tanto si necesita protección se la debería pagar su partido y no proporcionársela la presidencia pues está utilizando el dinero de todos para su campaña. Estas son muestras del despilfarro progresista que se define como defensor del pueblo y mientras ellos tratan de seguir en el poder, miles de uruguayos viven entre el barro, sin servicios esenciales y condenados a seguir igual. Son parte de las tácticas planificadas en el foro de San Pablo, pues mientras los pobres sigan en esa situación, la izquierda les prometerá mejoras que nunca se cumplirán de modo que los sigan votando una y otra vez.

Otra técnica ha sido el obtener el apoyo de referentes dentro de la cultura, el deporte, la prensa a los cuales se les inventa cargos en organismos públicos y/o se les contrata para realizar actividades cuyo único fin es promover las ideas del oficialismo. Tenemos el caso de una conocida deportista que vive en el exterior y sin embargo tiene un puesto en el Ministerio del Interior. El objetivo es que estas figuras sean referentes y atraigan a personas indecisas que son fácilmente convencidas para apoyar a la izquierda resentida.

Martínez sabe muy bien que en el programa de gobierno del Frente Amplio en la página 28 habla sobre suba de impuestos y es por eso que no puede prometer lo contrario. No es necesario ser economista para darse cuenta que la única forma en que un país crece es con inversión genuina, lo cual genera puestos de trabajo y por lo tanto más recaudación. El aumento de impuestos tiene como consecuencia que las empresas sigan despidiendo personal, lo cual genera menos recaudación en el BPS y a su vez más gasto en seguro de desempleo. Más gente desempleada resiente el consumo y por lo tanto menos recaudación del IVA. La inversión sólo se logra con confianza y eso es lo que no brinda el candidato oficialista teniendo como candidata a vice a una radical que alaba al MLN y genera una grieta entre la población cuando habla de oligarquía y pueblo. Dentro del Frente Amplio quienes mandan son los radicales: MLN, PVP, Partido Comunista, Casa Grande. Quien hasta ahora era la válvula de escape era el Frente Liber Seregni pero actualmente está como el Titanic, partido en varias piezas. Sólo queda Asamblea Uruguay que difícilmente llegue al Senado.

No permita que lo sigan engañando, pues en sus manos está el poder para cambiarlo cuando emita su voto el último domingo de octubre. Confié en que la oposición ya aprendió la lección y no volverá a cometer los errores del pasado, pero recuerde que los frentistas le prometieron ser distintos y fueron mucho peor. No sólo fueron incapaces, fueron corruptos y su único fin fue llegar al poder para asegurarse un futuro económico para ellos y sus amigos. Abusaron de su buena fe sin que les importara la gente, dejando de lado la tarea para lo cual fueron elegidos. Aproveche la oportunidad que le brinda la democracia hoy pues si gana el Frente quien sabe si lo podrá hacer nuevamente. Para ellos la democracia se refleja en Venezuela y Cuba donde los dictadores oligarcas esclavizan a sus pueblos. Un nuevo Uruguay sin la izquierda resentida e intolerante que odia a quienes no piensan igual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas