ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Mundial de inmigrantes


@|Quizás sigamos teniendo cada tantos años un nuevo goleador, una estrella que marque la diferencia, como ha venido sucediendo desde hace ya mucho tiempo, diría desde comienzos del fútbol. Pero hemos visto, no sólo con nuestra selección, sino con varias selecciones, como Argentina, que con un solo famoso goleador, con una sola estrella, ya no se llega.

Así le pasó a Argentina con Messi, a Portugal con Ronaldo, a nosotros con Suárez o Cavani, a Brasil con Neymar, etc.

Los tiempos han cambiado y ya los equipos de fútbol no representan cabalmente su país. 

Los ejemplos abundan, desde el team francés hasta el belga, ingles, etc.
Si nos ponemos exquisitos, por ejemplo, veremos que de verdaderos franceses el equipo tiene pocos, los nombres y apellidos los delatan... 

La mayoría son descendientes de padres llegados de países africanos que con el tiempo han obtenido la nacionalidad, y luego familia en suelo galo.
La diferencia se nota ya que han perfeccionado la técnica, el deporte en sí, y lo han adosado a su cualidad física, velocidad, resistencia, etc.
En una época jugábamos contra ellos (Camerún, Nigeria, etc.) con técnica, destreza y habilidades contra su capacidad física. 

Ahora, o bien han importado técnicos extranjeros, o como en el caso de Francia, directamente ya han adoptado la nacionalidad. 

Si esto sigue así, ya no alcanza con dominar la pelota o alguna “moñita” para ganarles el campeonato. 

Para volver a ganar la Copa Mundial tendremos que ir trayendo de a poco inmigrantes africanos, esperando un par de generaciones, para que algún día comiencen a nacer ya con la camiseta puesta, cantando el himno y tomando mate, aunque sólo con verlos sepamos que no son los típicos yorugas...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º