ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Muertes en el fútbol


Está pasando en el mundo y en distintos deportes pero en estos últimos tiempos en el fútbol. Nuevamente en Uruguay, hace un tiempo en Tacuarembó y ahora en Montevideo en un club de primera división.

El jugador, un joven proveniente del interior soñaba ser un gran jugador y encontró en esta institución una posibilidad. Por su edad y condiciones con solo 17 años ya estaba jugando en tercera división. A raíz de un golpe y dolor de una pierna sale de la cancha y en el banco de suplentes se desmorona perdiendo el conocimiento. Estaba haciendo un infarto, al verlo los jueces comenzaron hacerle reanimación. Se llamó a la emergencia la cual demoró entre 15 y 20 minutos ya q no había ninguna ambulancia cerca. Con los masajes lo mantuvieron con vida hasta ser trasladado a un nosocomio público.

¿Desfibrilador había?, ¿tenía ficha médica al día? ¿Tenía algún problema físico? ¿Qué pasó?

Vamos por parte. El joven jugador tenía los carnet de salud al día, no presentaba ninguna anomalía cardíaca, ya venía jugando al fútbol en su ciudad desde hacía tiempo. Por un lado la ambulancia demoró unos 20 minutos, por otro había desfibrilador pero no estaba completo y era inútil usarlo. Al final el joven fallece en un hospital y su diagnóstico fue muerte súbita.

Tengo entendido que a las divisiones inferiores de todos los clubes de Montevideo la Secretaria de deporte les obliga a tener un examen médico riguroso. No así para las 3 eras y primera división. En primera siempre hay un médico pero en 3 era nada, no lo hay.

Estas desgracias que ocurren nos ponen en alerta, viendo que es fundamental tener un desfibrilador en los complejos deportivos y canchas y Salud Pública como rutina les realizar chequeos para ver su funcionamiento. Prohibir toda actividad si no se cuenta con este aparato. Que las emergencias móviles en días de partidos no estén en sus bases, que tengan un cronograma de distancias entre las ambulancias y los estadios para optimizar una rápida respuesta.

Tal vez habría que ir más haya y a cada jugador joven que viene a un equipo se le haga una ficha familiar de enfermedades que puedan ser congénitas y en algún momento puedan o no afectar al deportista.
Para muestra ya hay suficiente, sería bueno tener mayores controles para prevenir estas situaciones. Pobre joven con una vida por delante y tantas ilusiones; y pobre familia que queda y sufrirá la pérdida de un hijo.
En resumen, mayores medidas de cuidado son necesarios, todos aquellos que trabajamos con gente deberíamos saber utilizar un desfibrilador y no podría faltan en ninguna empresa pública o privada. Esto también es calidad de vida, estando vivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
volver a todas las cartas