ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Muertes evitables


@|Se ha dado ha conocer en las redes un zoom de un colectivo de gente de la salud, en el cual el Dr. Julio Trostchansky se refirió a la situación sanitaria con el Covid en nuestro país. Entre otras cosas, Trostchansky dijo que “tenemos que hacer responsable al gobierno de las muertes... y poner a Uruguay en los ámbitos internacionales de condena a lo que este gobierno está haciendo”.

Es difícil entender cómo un médico con una extensa trayectoria se tira al vacío de esta manera o, quizás, ¿se está tirando a candidato por el FA?
No le encuentro otra explicación a un discurso tan destemplado y virulento. Solamente una necesidad imperiosa de tener notoriedad puede llevar a una persona inteligente a decir que: ¡hay que llevar el caso del manejo de la pandemia por el gobierno uruguayo ante los tribunales internacionales!
Se puede llevar pero, ¿quién va a prestar atención en medio de una crisis sanitaria mundial a un grupo de profesionales uruguayos que acusan al gobierno de ser culpable de las “muertes evitables” por Covid?

Es claro que es un desvarío que no tiene ningún otro objetivo que atraer la atención de los medios que, en los últimos tiempos, le han sido tan esquivos a este galeno. Esto es de una enorme irresponsabilidad institucional, de una muy pobre enjundia democrática y de una maltrecha catadura ética.

Podríamos acusar al gobierno de ser culpable de las muertes evitables por accidentes de tránsito, por ahogamiento en las playas en verano o los homicidios por violencia doméstica. Todas tienen en el fondo un componente causal común: la conducta humana. Entonces, ¿por qué no acusar a los gobiernos de los últimos 20-30 años por estas muertes “evitables”?

He visto que ciertos políticos de la oposición uruguaya trafican con las muertes de la pandemia para arrimar agua a su molino y esto, si bien no deja de ser denigrante para quién lo practica, podemos decir que es parte del juego político. Pero la mortalidad es terrible por dónde se la mire, no quedan dudas que países con gran potencia económica (China, Italia, UK, Alemania, EE.UU., etc.) con los más diversos manejos de la epidemia fracasaron y tuvieron (tienen) mortalidades significativas.

El pasado 7 de Junio, se cumplieron 77 años del “Día D”, que dio comienzo al fin de una de las mayores barbaries de la historia: el régimen Nazi. Sabemos perfectamente que esta iniquidad histórica comenzó a gestarse en una Alemania de posguerra cruzada por espadas ideológicas que tañeron por más de una década con una retórica agresiva, discriminatoria e irreconciliable. El resultado fue el régimen Nazi y la Segunda Guerra Mundial, con la terrible secuela de sangre, sudor y lágrimas.

Si esto sirviera como signo de los tiempos para que los exaltados que blanden la espada de la ciencia se llamen a silencio y se pueda dialogar entre gobierno y oposición sin cobro de facturas o acusaciones disparatadas, el sacrificio de tantos millones ciudadanos del mundo en aquella guerra no habría sido en vano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas